La palabra de hoy 10 de enero de 2012


¡Este Dios es nuestro Dios eterno!
¡Él nos guiará para siempre!
Salmos 48:14

Dios es inescrutable. Por más que nos esforcemos nunca podremos entender la mente de él. Pero ésto no debe ser óbice para que intentemos cada día conocer más y más acerca de su personalidad y sus atributos. Para ello contamos con una mente racional que Dios ha dado a cada hombre para que pueda analizar la información que recibe y pueda alcanzar sus propias conclusiones lógicas. Por otra parte, Dios se ha revelado por medio de su creación, “de modo que nadie tiene excusa.” También contamos con la revelación acerca de sí mismo por medio de su palabra escrita, “Dios…muchas veces y de varias maneras habló…por medio de los profetas.” Para completar, Dios se ha revelado a la humanidad por medio de su Hijo Jesucristo, “El que me ha visto a mí, ha visto al Padre.” Adicionalmente, para aquellos que han tomado la mejor decisión posible que puede tomar alguien en esta vida, la cual es aceptar a Cristo como Señor y Salvador, Dios nos ha dado su Espíritu, “Ahora bien, Dios nos ha revelado esto por medio de su Espíritu, pues el Espíritu lo examina todo, hasta las profundidades de Dios.”

Conocer cada día mejor a nuestro Dios y Padre celestial debe ser la fuente de gozo para nuestras vidas, de la cual podemos beber tantas veces como queramos. Esta fuente inagotable de sabiduría y conocimiento está disponible para nosotros 24 horas a día, 7 días a la semana. “Que nadie se engañe. Si alguno de ustedes se cree sabio según las normas de esta época, hágase ignorante para así llegar a ser sabio.” Pongamos atención a as palabras del melancólico profeta Jeremías: “Si alguien ha de gloriarse,que se gloríe de conocerme y de comprender que yo soy el Señor,que actúo en la tierra con amor, con derecho y justicia, pues es lo que a mí me agrada —afirma el Señor—.” En tus manos está la decisión de conocer mejor a Dios o perderte las ricas bendiciones que sólo pueden ser recibidas por quienes se han propuesto de todo corazón conocer al Todopoderoso. Que podamos decir como el apóstol Pablo: “Me propuse más bien, estando entre ustedes, no saber de cosa alguna, excepto de Jesucristo, y de éste crucificado.” ¡Sólo a Dios sea la gloria!

About these ads
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 10 de enero de 2012

  1. daniela dijo:

    gracias por tu comentario xq yo hace poco m empeze a congregarme

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s