La palabra de hoy 3 de junio de 2008


Tú, Señor, escuchas la petición de los indefensos,
les infundes aliento y atiendes a su clamor.
Tú defiendes al huérfano y al oprimido,
para que el *hombre, hecho de tierra,
no siga ya sembrando el terror.
Salmos 10:17-18

Otra posibilidad es que usted esté atravesando una situación de indefensión, no puede defenderse a si mismo ni tiene quien lo defienda, o cree que no tiene quien lo defienda.

El mundo está lleno de personas malvadas que buscan la más mínima oportunidad para aprovecharse y abusar de las personas indefensas. Esto lo vemos a diario a nuestro alrededor, en la prensa diaria y en los noticieros de televisión.

¿Piensa usted que no hay quien lo defienda? ¿Piensa que ha llegado a un punto en que ya no se puede encontrar una salida?

Déjeme sacarlo de la duda y aclararle que hasta ahora usted ha estado creyendo en una mentira. Usted si tiene quien lo defienda. Alguien que lo escuchará y le infundirá el ánimo que necesita para soportar la prueba, aun si sufre por el terrorismo. Alguien que tiene el poder para neutralizar los planes de los malvados.

Ese defensor es Jesucristo. Búsquelo, clame a él y él lo defenderá.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s