La palabra de hoy 20 de julio de 2008


Entren por sus puertas con acción de gracias;
vengan a sus atrios con himnos de alabanza;
denle gracias, alaben su nombre. 
Porque el Señor es bueno y su gran amor es eterno;
su fidelidad permanece para siempre.

Salmos 100:3-5

Uno de los resultados de haber puesto nuestra esperanza en Dios es el agradecimiento como caracteristica de nuestra personalidad. Nuestras vidas están agradecidas porque entendemos la bondad de Dios y su gran amor para con nosotros.

La bondad, la misericordia y la fidelidad son atributos de Dios que debemos entender para poder mantener una relación adecuada con nuestro Padre.

De su bondad recibimos la seguridad de que todo lo que ocurre y sucederá en nuestras vidas es para nuestro bien y por lo tanto no debemos preocuparnos por cuanto al final todo resultará para nuestro beneficio.

De su misericordia o gran amor recibimos la seguridad del perdón de nuestros pecados cuando acudimos a él con una actitud de arrepentimiento por cuanto Jesucristo pagó por nuestras faltas pasadas, presentes y futuras y él es nuestro abogado ante el Padre.

De su fidelidad recibimos la seguridad que él nunca nos fallará, que sus promesas son firmes y creíbles y que podemos reposar en él.

¿No son éstas razones más que suficientes para estar permanentemente agradecidos a Dios y confiados de que nada malo nos sucederá porque él está a nuestro lado?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s