La palabra de hoy 15 de enero de 2010


La exaltación no viene del oriente,
ni del occidente ni del sur,
sino que es Dios el que juzga:
a unos humilla y a otros exalta.
Salmos 75:6-7

El ser humano siempre está buscando una o más de las tres cosas con que el mundo le presenta tentación. Éstas forman una trinidad mundana compuesta por la fama, el dinero y el poder. Los hombres piensan que si logran avanzar o destacarse en cualquiera de esta tres áreas habrán alcanzado la felicidad y el éxito. Su vida se desgasta persiguiendo cualquiera de estas cosas y como la mayoría no logra alcanzarlas, terminan frustrados y llenos de infelicidad.

Y luego la gente se pregunta que por qué su existencia es tan triste y tan superficial.

La única manera que alguna de estas cosas puedan darte felicidad es que provengan de Dios. Cualquier otra manera por la cual llegues a adquirir alguna de ellas representará dolor y tristeza para tu vida. Confía siempre en Dios y no dependas de tus propias fuerzas y capacidades pues nunca lograrás alcanzar el éxito y la felicidad mediante tu propio esfuerzo. Sólo Dios puede proporcionarte la verdadera felicidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s