La palabra de hoy 4 de febrero de 2010


Los cielos cuentan la gloria de Dios,
el firmamento proclama la obra de sus manos.
Un día comparte al otro la noticia,
una noche a la otra se lo hace saber.
Sin palabras, sin lenguaje,
sin una voz perceptible,
por toda la tierra resuena su eco,
¡sus palabras llegan hasta los confines del mundo!
Salmos 19:1-4

Que la obra creada por Dios es impresionante muy pocas personas se atreven a dudarlo. Habría que tener los sentidos muy discapacitados para no darse cuenta de la majestuosidad y la grandeza de la creación. Al nivel que se la observe, macroscópico o microscópico, siempre nos vamos a encontrar maravillas y portentos y muchas cosas difíciles de entender pero que no por eso dejan de ser admirables. Toda el universo usa un lenguaje especial para comunicarnos la gloria de la creación. No obstante son muy pocos quienes logran entender el mensaje que nos da la naturaleza y el universo visible.

Admira la creación y su inmensidad. Deléitate en lo maravilloso e impresionante de su dimensión. Discierne el mensaje que te está transmitiendo. Dios es su arquitecto y su gran autor. Todo lo que ha sido creado tiene un propósito y tú como parte de la creación también lo tienes. Únete al gran coro celestial que proclama sin cesar la majestad y la grandeza de Dios. Ayuda a otros a captar este sutil pero poderoso mensaje que la creación susurra con mucha persistencia pero que el ruido de las preocupaciones y los afanes oculta a quienes no están prevenidos. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La palabra de hoy 4 de febrero de 2010

  1. Ma. del Carmen dijo:

    Así como guardamos fructuosamente el testimonio de Cristo, de reunirnos con aquellos hombres por el aprecio y la caridad, debemos reconocernos como miembros del grupo humano en que vivimos y tomar parte en la vida cultural y social…; debemos descubrir la transformación que se realiza entre las gentes y trabajar para que los hombres de nuestro tiempo, demasiado entregados a la ciencia y a la tecnología del mundo moderno, no se alejen de las cosas divinas, para que despierten a un deseo más vehemente de la creación divina de Dios, EL UNIVERSO y todo lo que en el existe.

  2. Mercedes dijo:

    ¡Bendito seas Señor! …por regalarnos el paraíso en la tierra…realmente es preciosa tu obra y nuestras preocupaciones y afanes nos vendan los ojos…..¡Gracias por el inmenso cielo que me regalas al contemplarlo…por el aire que respiro diariamente!….¡Gracias por tu inmenso amor!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s