La palabra de hoy 5 de febrero de 2010


¿Quién puede subir al monte del Señor?
¿Quién puede estar en su lugar santo?
Sólo el de manos limpias y corazón puro,
el que no adora ídolos vanos
ni jura por dioses falsos.

Salmos 24:3-4

A medida que vamos avanzando en el camino de la madurez espiritual nuestro deseo de mantenernos en la presencia santa de Dios aumenta y buscamos cada oportunidad que se nos presente para buscar el rostro de Dios. Al principio nos damos cuenta de que no es muy fácil esto de estar en la presencia del Señor. De hecho es muy frustrante ver como no lo logramos alcanzar por más que lo intentamos. Demasiadas cosas se interponen en nuestro camino hacia él comenzando por las distracciones, nuestro pecado y un largo etcétera de obstáculos que no vale la pena mencionar.

¿Ha sido ésta tu experiencia? ¿Anhelas la presencia de Dios pero te cuesta mucho alcanzarla?

Toma nota de lo que nos dice el salmista en la porción de la palabra que nos ha tocado analizar el día de hoy. Para llegar a su presencia se requiere tener manos limpias y corazón puro. Manos que no estén contaminadas con las malas acciones de todo aquello que no le agrada a Dios. Manos que no se hayan dedicado a hacer el mal a nuestro prójimo o a nosotros mismos. Corazón libre de malos pensamientos y afectos mal direccionados hacia lo que pretende tomar el lugar que sólo le corresponde a Dios. Confianza y esperanza puestas sólo en Dios y no en otra persona u objeto que mal pueden resolvernos nuestras angustias y necesidades. Justicia basada en los méritos de nuestro Señor Jesucristo y no en nuestras propias obras. Trabaja en estas cosas y pronto verás qué fácil se te hace alcanzar la presencia de Dios y su gloria. No querrás volver atrás una vez lo hayas logrado. ¡Éxito!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 5 de febrero de 2010

  1. Ma. del Carmen dijo:

    SEÑOR: TOMA MIS MANOS Y PERDONA TODOS MIS PECADOS, TOMA MIS MANOS Y BENDICELAS PARA QUE YO CONTINUE MI CAMINO LIMPIAMENTE, LAVA MIS MANOS SEÑOR CON TU SANGRE BENDITA PORQUE TU ERES MI DIOS Y ERES MISERICORDIOSO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s