La palabra de hoy 3 de marzo de 2010


Ustedes frustran los planes de los pobres,
pero el Señor los protege.
¡Quiera Dios que de Sión
venga la salvación de Israel!
Cuando el Señor restaure a su pueblo,
¡Jacob se regocijará, Israel se alegrará!
Salmos 14:6-7

Los malvados se dedican a hacer el mal a sus congéneres. Su vida está centrada en hacer el mayor daño posible y si no logran sus objetivos se sienten irritados y frustrados pero aún más motivados a seguir haciendo lo malo. Tal parece que su maldad no tiene fin. Sus víctimas se ahogan bajo el peso de la persecución y la opresión. Cualquier plan de escape que los oprimidos piensen que pueden alcanzar es rápidamente frustrado por los impíos malhechores.

¿Habrá algún respiro? ¿Habrá alguna salida? Y si la hay ¿Cuándo vendrá? 

No hay que desmayar puesto que la solución pronto llegará. Viene ya en camino. La solución partió hacia nosotros incluso antes de que nuestros labios pronunciaran un llamado solicitando la ayuda divina. Dios ha enviado su respuesta y es muy positiva para nosotros sus hijos y es muy negativa para aquellos que han estado molestando y obstaculizando nuestro andar. Cuando esto se dé, nos llenaremos de regocijo y satisfacción. Cuando su respuesta llegue, nos llenaremos de alegría y agradecimiento. Esperemos en Dios con plena confianza que su perfecta solución no tardará en llegar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s