La palabra de hoy 22 de marzo de 2010


Pon en su contra a un malvado;
que a su derecha esté su acusador.
Que resulte culpable al ser juzgado,
y que sus propias oraciones lo condenen.
Salmos 109:6-7

Una cosa que los malvados no se dan cuentan cuando están efectuando sus fechorías y haciéndole mal a su prójimo es que todo el daño que ellos han hecho a los demás se les devolverá contra si mismos. Es como una cuenta bancaria de ahorros donde ellos van depositando toda la maldad que surge de sus corazones y luego más adelante  comienzan a retirar sus fondos los cuales han engordado con la aplicación de los intereses. La inexorable llave de la retribución les devolverá con creces todo el dolor y la angustia que produjeron sin misericordia en los demás.

Si estás siendo objeto de maldades y odios por hacer el bien, no te desanimes que pronto verás como estas personas que hoy te persiguen pasarán a ser perseguidas. Los que hoy te hacen daño, mañana estarán quejándose del daño que otros les harán a ellos. Quienes hoy te roban la paz y el gozo, muy pronto verán como su paz y su alegría desaparecen para no volver más. Encomienda a Dios tus caminos y encontrarás la protección y el amor que necesitas para sanar tus heridas y levantarte con renovados ánimos a emprender la carrera que tienes por delante. Pronto verás el rostro de Dios resplandecer sobre ti.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s