La palabra de hoy 13 de abril de 2010


Tú coronas el año con tus bondades,
y tus carretas se desbordan de abundancia.
Rebosan los prados del desierto;
las colinas se visten de alegría.
Pobladas de rebaños las praderas,
y cubiertos los valles de trigales,
cantan y lanzan voces de alegría.
Salmos 65:11-13

Cuando nos sentamos con orden a sacar cuentas de todo lo que el Señor nos ha dado nos damos cuenta—perdonen la redundancia—de una gran verdad: Que Dios ha sido fiel. Aunque el trayecto nos ha parecido que tuvo algunos tropiezos y obstáculos, en términos generales nos fue muy bien y mal haríamos en quejarnos. Poco o mucho, hemos sido recipientes de las bondades de Dios y sin él nada tuviéramos ni nada hubiéramos alcanzado. Sus bendiciones fueron múltiples y variadas y siempre fueron oportunas.

¿Servirá esta reflexión como recordatorio para reforzar nuestra fe? ¡Por supuesto!

Tal como lo hizo en el pasado lo hará en el presente y en el futuro. Nuestra vida y bienestar están en sus manos y podemos descansar sin preocupaciones porque él sabe perfectamente todo lo que nos conviene y qué es lo que necesitamos. La abundancia que Dios nos ha dado es en si misma una manifestación de alabanza a Dios pues ella “canta y lanza voces de alegría”. Confiemos pues en él y veremos todas nuestras necesidades satisfechas y cubiertas. Su amorosa y generosa mano se encargará de proveer todo y en abundancia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s