La palabra de hoy 25 de mayo de 2010


Por la casa del Señor nuestro Dios
procuraré tu bienestar.
Salmo 122:9

La gran ciudad de Jerusalén ocupa un lugar muy especial en la historia del pueblo de Dios. Muchos eventos históricos que pre-figuraron la venida y obra maravillosa de nuestro Señor Jesucristo en la cruz del Calvario ocurrieron allí. De ese lugar salió Melquisedec con pan y vino a bendecir a Abraham tras su victoria sobre los elamitas y el rescate de su sobrino Lot. Allí presentó Abrahám a Isaac como holocausto en impactante demostración de obediencia a Dios, acto este que fue detenido oportunamente por el Ángel del Señor.  Allí Dios decidió establecer el lugar en el cual el pueblo de Israel le presentaría sacrificios y holocaustos. Allí sería el asiento del trono del Rey de Israel. En ese lugar ocurrirían los hechos más importantes de toda la historia de la humanidad: la crucifixión y la resurrección de Cristo.

¿Cómo entonces no sentir un especial aprecio por ese lugar que ha sido escenario de tantas maravillas que conciernen a todo el mundo? Si algún lugar puede llamarse el centro de la tierra es éste. Jerusalén, la fundación de la paz no ha podido vivir de acuerdo a su nombre y ha sido escenario de numeroso conflictos. Nuestra relación personal con Jerusalén es muy fuerte. Procuremos siempre su bienestar y oremos por su paz.  De sus abundancias seremos todos saciados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s