La palabra de hoy 8 de junio de 2010


Dichoso el que pone su confianza en el Señor
y no recurre a los idólatras
ni a los que adoran dioses falsos.
Salmos 40:4

Es increíble el número de cosas o seres en los cuales la gente pone su confianza y hasta su adoración aparte de Dios. Aparte del panteón de falsas divinidades que los diversos pueblos y culturas han asumido existe toda una larga lista de cosas que nos roban totalmente la atención y nos desvían de la adoración al Dios verdadero. El dinero, el trabajo, los vicios, las diversiones y hasta la salud a veces se convierten en objetos de atención patólogica que termina en adoración. Es una situación muy triste por cuanto esta es una de las cosas que menos agradan a Dios. No solamente no le agradan sino que motivan su ira.

Sí, Dios es amor, pero también es justicia y Dios no puede pasar por alto nuestras malas acciones que al quebrantar la justicia generan esta justa ira.

El hombre dichoso no necesita acudir a los ídolos ni a las personas que rinden adoración a estos falsos dioses porque tiene alguien que está por encima de toda la creación a quien acudir para resolver su problemas. Si estamos al lado del Dios verdadero, ¿Para qué buscar a quien no puede resolvernos la situación sino más bien nos puede meter en un problema más grave? Desecha todo tipo de atención excesiva a los ídolos—todo aquello que desvíe tu atención de Dios—y busca sólo a Dios.

Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s