La palabra de hoy 16 de junio de 2010


Restáuranos, Señor, Dios Todopoderoso;
haz resplandecer tu rostro sobre nosotros,
y sálvanos.
Salmos 80:19

Cuando nuestra naturaleza pecaminosa nos ha hecho fallar a nuestros compromisos o transgredir los preceptos que Dios ha instaurado para que vivamos en ellos un profundo y paralizante sentimiento de culpa se apodera de nosotros. La culpa nos hace sentir como que no podremos volver a disfrutar de esa bella relación que manteníamos con Dios antes de pecar. Es por eso que necesitamos acudir con urgencia ante nuestro Padre celestial para obtener de él ese perdón que tanto necesitamos para borrar la culpa que nos incapacita. Una vez perdonados Dios se encarga de restaurarnos, de llevarnos de nuevo al lugar donde podemos disfrutar del privilegio de su presencia.

¿Te has alejado de los caminos que tu Padre señaló para ti? ¿Están tus pies tropezando con obstáculos y trampas colocados por nuestro adversario a la vera del camino?

No esperes más y escucha la voz amorosa de nuestro dulce pastor Jesucristo. Él te está buscando porque sabe que te has alejado del rebaño y estás corriendo peligro porque estás desprotegido. Acepta la disciplina que con amor y verdad nuestro Padre te ha administrado y alégrate de que puedes volver a estar en su presencia. ¡Qué el rostro del Señor brille siempre sobre tu vida!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s