La palabra de hoy 21 de junio de 2010


Dios provocó hambre en la tierra
y destruyó todos sus trigales.
Pero envió delante de ellos a un hombre:
a José, vendido como esclavo.
Le sujetaron los pies con grilletes,
entre hierros le aprisionaron el cuello,
hasta que se cumplió lo que él predijo
y la palabra del Señor probó que él era veraz.

Salmos 105:16-19

Los planes de Dios casi todas las veces sobrepasan toda explicación. Sus propósitos no logran entenderse hasta que vemos la bendición y el éxito florecer. Lo que le sucedió a José es característico de los planes de Dios. De niño fue un incomprendido por su padre y sus hermanos hasta el punto de que sus propios hermanos lo vendieron como esclavo e hicieron creer a su padre Jacob que lo habían destrozado las fieras del campo. Vendido como esclavo a Potifar fue constantemente seducido por la mujer de éste para cometer adulterio. Acusado injustamente fue lanzado a una prisión para pudrirse en ella. Por el talento que Dios le había dado de interpretar sueños logró ser nombrado la segunda persona más importante del imperio egipcio. Sólo Faraón estaba por encima de él. Cuando su familia comenzó a ser golpeada por la hambruna general que se desató sobre toda la tierra José pudo satisfacer las necesidades de sus hermanos y logró también conseguirles lo mejor de la tierra para que se dedicaran a sus actividades de pastoreo.

Los planes de Dios que contemplaban la preservación del pueblo judío no fueron entendidos hasta que la familia de Jacob logró refugio y sustento en la tierra de Egipto.

¿Y en qué etapa de los planes de Dios te encuentras hoy? ¿Estás preguntándote porque te pasan todas las cosas que te pasan? Todo lo que ocurre forma parte de un maravillosos plan que Dios ha preparado para ti. Aunque hoy veas persecución y dificultades después vendrá la bendición y el éxito. Recuerda que «sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito.» No desmayes ni te dejes vencer por la adversidad. Continua adelante con tu mirada puesta en la meta de la gloria de Dios y pronto lograrás alcanzar el éxito que Dios tiene preparado para ti. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s