La palabra de hoy 26 de julio de 2010


Me hizo bien haber sido afligido,
porque así llegué a conocer tus decretos.
Para mí es más valiosa tu enseñanza
que millares de monedas de oro y plata.
Salmos 119:71-72

Dios utiliza la disciplina para enseñarnos valiosas lecciones que luego nos ayudarán a poder enfrentar más efectivamente cualquier influencia negativa del enemigo o cualquier adversidad. Estamos siempre siendo objeto de constantes ataques de parte de Satanás, del mundo y de nuestra propia naturaleza pecaminosa. Si no estamos preparados para resistir esos embates seremos presa fácil de nuestros enemigos. De ahí que la disciplina se convierta en una parte muy importante de nuestra vida. No obstante, la disciplina no es agradable y lo único que nos hace soportarla es la realización de que ella nos hará más fuertes y resistentes.

¿Está bajo la amorosa disciplina de Dios? ¿Estás recibiendo una dolorosa pero importante lección que te ayudará a mejorar tu comportamiento?

Debemos tomar estas cosas con alegría porque el objetivo de la disciplina se verá cumplido y eso nos dará una mejor preparación para la vida. Nuestro carácter necesita ser moldeado para que se puedan cumplir los magníficos planes de Dios. Todo lo que la disciplina nos trae es beneficios y por eso debemos aceptarla gozosos y agradecidos. Aguantemos un poco más y veremos la maravillosa obra de Dios en nuestras vidas. ¡Sólo a Dios sea la gloria! 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s