La palabra de hoy 12 de agosto de 2010


Pero tú, Señor, te burlas de ellos;
te ríes de todas las naciones.
A ti, fortaleza mía, vuelvo los ojos,
pues tú, oh Dios, eres mi protector.
Salmos 59:8-9

En estos tiempos postmodernos muchas naciones, estados y comunidades se han dado a la tarea de luchar contra Dios atacando algunas libertades individuales de quienes son sus ciudadanos. En algunos países del medio oriente está prohibido ingresar al país con una Biblia. En otras naciones cuyo estilo de gobierno es comunista, todas las religiones están prohibidas y sólo se permite y promueve el culto a los líderes de gobierno. El comunismo es materialista y ateo por definición. En la “ultra-moderna” Unión Europea han logrado extirpar la palabra “Dios” de sus documentos oficiales, comenzando por las constituciones nacionales. Los ateos están llevando a cabo una agresiva campaña promocional que incluye la publicación de obras llenas de controversiales argumentos y publicidad en las vías públicas para negar la existencia de Dios. El inefable Hollywood lo ha estado haciendo por años de una manera muy sutil pero efectiva. En los Estados Unidos de Norteamérica han removido la oración y la enseñanza bíblica de las escuelas y en casi todo los sitios públicos no se permite la exhibición de símbolos u objetos de arte que tengan un trasfondo religioso.

¿A dónde nos lleva esta lenta pero segura secularización de nuestro entorno? ¿Cuál es el propósito oculto de este inusitado activismo anti-religioso?

Aunque no lo quieran reconocer públicamente, en el fondo lo que buscan los enemigos de Dios, es la eliminación de los principios morales y éticos que han regido la legislación de las naciones y el sano comportamiento de las sociedades. La ética judeo-cristiana sería reemplazada por una ética amoral basada en principios utilitarios humanistas y ateos. Al traste irían nuestros conceptos de familia, matrimonio, vida, educación, moral, sexualidad, procreación, religión, responsabilidad, democracia, civismo, lealtad, honor, capitalismo y tantas otras cosas que caracterizan el legado judeo-cristiano. No te dejes engañar por estas vanas filosofías. La solución a todos nuestros problemas existenciales sólo la podremos hallar en Dios. Apóyate en sus promesas y verás la derrota de tus enemigos. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s