La palabra de hoy 26 de agosto de 2010


Sin leña se apaga el fuego;
sin chismes se acaba el pleito.
Con el carbón se hacen brasas, con la leña se prende fuego,
y con un pendenciero se inician los pleitos.
Proverbios 26:20-21

La vida de los seres humanos es una vida de constantes y numerosos conflictos. Rara vez pasa un día en el que no nos veamos envueltos en algún tipo de confrontación que, de nos ser tratada adecuadamente, lo más probable es que termine convirtiéndose en un pleito. Las razones por las cuales nos enfrentamos y discutimos son tan numerosas como las actividades y pensamientos que llevamos a cabo. Cualquier cosa por pequeña que sea tiene el potencial de terminar convirtiéndose en la fuente de una conflagración mayor. “Cada cabeza es un mundo” nos dice la sabiduría popular y es por esto que tendemos a pensar que nuestras ideas y conceptos tienen mayor veracidad y relevancia que las ideas y conceptos de los demás.

Parte de esta situación surge de la manera en que fuimos educados. Se nos enseñó a ser individualistas, a ser siempre los mejores, a estar mejor preparados que los demás, por lo que no nos acostumbramos fácilmente a trabajar en equipo o a buscar el consenso. En todo caso, la mayor influencia negativa es nuestra propia naturaleza pecaminosa que nos hace ser egoístas y orgullosos. Estos dos grandes defectos nos llevan a múltiples situaciones de celos, envidias y desconfianzas, las cuales no nos permiten vivir en armonía con los demás.

Identifiquemos estos defectos en nuestra vida y pongámolos a los pies de nuestro Señor Jesucristo para que sean completamente transformados en virtudes y fruto del Espíritu Santo. Que nuestras energías esté constantemente al servicio del Señor y dedicadas a la construcción del reino de Dios. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 26 de agosto de 2010

  1. albertina Castro dijo:

    Este mensaje para mi ha sido realmente muy reflexionador, hoy en el trabajo he tenido algunas cambios de palabras fuerte, gracios Dios mio limpia de mi pensamientos necios, erroneas, nocivos que alberga mi mente, que desequibra mi ser entero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s