La palabra de hoy 28 de agosto de 2010


Al que partió en dos el Mar Rojo; su gran amor perdura para siempre.
Y por en medio hizo cruzar a Israel;
su gran amor perdura para siempre.
Pero hundió en el Mar Rojo al faraón y a su ejército;
su gran amor perdura para siempre.
Salmos 136:13-15

Si alguna vez el pueblo judío experimentó una situación aterradora de la cual no parecía haber escape posible fue cuando en su camino de salida de las fértiles tierras de Gosén en Egipto se encontraron con el Mar Rojo. Ellos no tenían ninguna nave que les permitiera cruzar ese mar hasta una costa apartada y segura y a sus espaldas se hallaba el terrible ejército de Faraón, el mayor conquistador y gobernante del mundo conocido hasta esa fecha. Adicionalmente, los egipcios se hallaban enfurecidos por las diversas plagas que habían tenido que soportar en días anteriores—las cuales incluían la de haber perdido a todos sus primogénitos— y estaban prestos a cobrar justicia por su propia mano en contra de quienes les habían ocasionado todas esas desgracias. Todo parecía perdido y muy pronto todo el pueblo se llenó de desesperanza. Moisés, quien estaba siendo utilizado por Dios para llevar a cabo la liberación del pueblo de Israel extendió su brazo sobre el mar y al instante las aguas del mar se dividieron y los israelitas pudieron cruzar sobre tierra seca. Cuando el ejército de Faraón entró al mar para perseguirlos Moisés volvió a extender su brazo sobre el mar y las aguas retornaron a su lugar y el ejército de Faraón fue totalmente destruido.

¿Estás tu entre la espada y la pared como le tocó estar al pueblo de Israel?

La palabra de Dios para ti es la misma que Dios le dio a Moisés «¿Por qué clamas a mí? Sabes muy bien que Dios te ha dado muchos dones y talentos para que los pongas en práctica. Te ha dado una capacidad para razonar y también una conciencia. Te ha dado una visión y un objetivo en esta vida. Organiza tu vida y obedece los preceptos de Dios. Pon tu confianza en Dios pero también actúa. No te quedes esperando que la solución te va a llegar como por arte de magia. “A Dios dando y con el mazo dando” nos dice la sabiduría popular. Pues, manos a la obra con la mirada puesta en el Señor. ¡Sólo a Dios sea la gloria! 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La palabra de hoy 28 de agosto de 2010

  1. Respuestas dijo:

    Que bueno que haya páginas como esta :D.
    Les recomiendo una que yo también llevo,espero la puedan recomendar.

    http://respuestasbiblia.wordpress.com/

  2. Mercedes dijo:

    Gracias por esta Palabra…..gracias por hablarme siempre a pesar que a veces ciego y me pongo sorda….¡Bendito sea el Señor por siempre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s