La palabra de hoy 6 de septiembre de 2010


La voz del Señor lanza ráfagas de fuego;
la voz del Señor sacude al desierto;
el Señor sacude al desierto de Cades.
Salmos 29:7-8

Cuando las cosas nos están yendo bien muchos de nosotros tendemos a olvidarnos de Dios. Nos da la impresión de que Dios ya no nos hace falta pues todas las cosas van bien encaminadas. Nos olvidamos fácilmente de que hasta hace poco estábamos en una grave situación y que constantemente clamábamos a Dios para que nos ayudara a salir de atolladero. No nos damos cuenta del pronunciado contraste que se presenta entre nuestra actitud en caso de necesidad y nuestra actitud en caso de bonanza. Y aún así nos preguntamos por qué Dios permite que a veces tengamos que atravesar momentos de dificultad. No es que él quiera vernos de rodillas y clamando a él todo el tiempo. Lo que él quiere es que aprendamos que nuestra actitud no debe depender de las circunstancias que nos rodean. En las buenas y en las malas debemos estar igual de agradecidos, igual de gozosos y con igual paz.

Lo más probable es que éste no sea tu caso porque muchos de nosotros aún no hemos alcanzado la madurez espiritual y necesitamos seguir aprendiendo a depender cada día más de Dios. De aquí que tengamos que pasar por las lecciones de la vida para que cada día nos vayamos transformando y perfeccionando.

Haz abstracción de tus circunstancias y centra tu mirada en el Señor Jesús. Recuerda cuando el apóstol Pedro pudo caminar unos pocos pasos sobre el agua pero al sentir el viento fuerte, tuvo miedo y comenzó a hundirse. Esto sucedió porque Pedro dejó de poner su atención en el Señor y se preocupó por los fuertes vientos que soplaban a su alrededor. La duda lo venció y de no haber sido porque el Señor le tendió la mano, hubiera perecido en ese instante. No apartes tu mirada del Señor Jesucristo y pronto aprenderás a no depender de las circunstancias. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 6 de septiembre de 2010

  1. miriam dijo:

    debemos siempre en comendarnos a jehova para que el nos gie nuestro camino y nos llene de amor anuestro corazones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s