La palabra de hoy 7 de septiembre de 2010


Prueben y vean que el Señor es bueno;
dichosos los que en él se refugian.
Salmos 34:8

Muchas personas no creen en Dios porque piensan que Dios los ha abandonado a su suerte. Ellos creen que Dios se ha olvidado de ellos y que les ha fallado. Como no han podido llegar a alcanzar un conocimiento del Dios verdadero se limitan a negar su existencia y su rol protagónico en el proceso de la creación del universo. En ellos se cumple el dicho de “querer tapar el sol con un dedo.” La realidad es que estas personas tienen un concepto de Dios muy limitado e incompleto. Muchos de ellos piensan que Dios es algo así como un genio dentro de una lámpara que está esperando que digamos las palabras mágicas para que pueda ser liberado y en agradecimiento por su liberación concedernos tres deseos. Otros piensan que Dios es la naturaleza y todo el universo y que dentro de esta creación hay una mente consciente que se encarga de mantener de alguna manera el equilibrio de las cosas. Si nombres como “la Fuerza”, “el Arquitecto” y “Eywa” le suenan conocidos, puede darle las gracias a Hollywood por difundir este tipo de ideas en sus grandiosas producciones cinematográficas. Aún otros se imaginan a Dios como uno más entre los dioses del clásico panteón pagano con su mezcla de inmortalidad divina y defectos y virtudes humanas.

Todos estos conceptos de Dios están totalmente equivocados y sólo pueden llevar a la frustración y a la confusión entre aquellos que aceptan estas imperfectas descripciones del Todopoderoso Creador. Para salir de dudas y de la confusión sólo tenemos que recordar que: “El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es, y el que sostiene todas las cosas con su palabra poderosa.”

Si te sientes frustrado y confundido porque piensas que Dios no tiene poder o autoridad para resolver tu situación y concederte las bendiciones que te corresponden como hijo de Dios, sigue las instrucciones del salmista David y “Prueben y vean que el Señor es bueno; dichosos los que en él se refugian.” ¿Estás dispuesto a darle una oportunidad a Dios para que te muestre que él es bueno? Pon tu confianza en él y dichoso serás. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s