La palabra de hoy 7 de octubre de 2010


Bendito sea el Señor,
pues mostró su gran amor por mí
cuando me hallaba en una ciudad sitiada.
Salmos 31:21

Otro de los grandes ideales que han estado siempre presentes en la mente y el corazón de los hombres es la libertad. Cuando se la tiene ésto implica una gran responsabilidad por cuanto el límite entre ella y el libertinaje es una delgada y tenue raya que muy fácil y convenientemente se torna invisible a los ojos de quienes quieren dar rienda suelta a sus pasiones. Por otra parte, el no tener libertad se constituye en una de las situaciones más penosas y vergonzosas que le pueden ocurrir a un ser humano. Lo que antes era la infame institución de la esclavitud hoy se ha transformado en represión y totalitarismo pero los resultados siguen siendo los mismos, un frontal ataque a la dignidad de los ciudadanos. Sea cual sea la razón de la privación de la libertad, el ser humano se desespera al no poder disfrutar uno de los derechos más fundamentales para la raza humana. El estar acorralado sin capacidad de maniobra ni ruta de escape es una situación que quebranta el equilibrio mental del más valiente y aguerrido soldado. Simplemente, es como encontrarse en un callejón sin salida y sin retorno.

¿Te has sentido que estás en un oscuro callejón sin salida y que tus enemigos te están pisando los talones? ¿Te encuentras en una situación de la cual por tus propias fuerzas no has podido escapar y que te ha hecho perder la esperanza?

Imita la actitud del salmista David, quien ante la adversidad y la persecución buscaba de inmediato la ayuda divina, lo que le permitía salir con éxito de todas las trampas y ataques de sus enemigos. No importa que tú en este momento no puedas vislumbrar una salida a tu comprometida situación. Busca la protección y la fortaleza de la roca protectora que es Jesucristo y terminarás bendiciendo al Señor como lo hacía David. ¡Bendito sea el Señor y sólo a él sea la gloria! 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La palabra de hoy 7 de octubre de 2010

  1. si… gracias por lo que ami me toco de parte de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s