La palabra de hoy 17 de noviembre de 2010


Toquen el cuerno de carnero en la luna nueva,
y en la luna llena, día de nuestra fiesta.
Salmos 81:3

La alabanza, como expresión que surge de lo más profundo de nuestro ser, está íntimamente ligada al tipo de personalidad que poseemos y así como no existen dos personas exactamente iguales tampoco existen dos personas que  practiquen un estilo de alabanza exactamente igual. Por ésto existe una infinita variedad de estilos de alabanza que cubren todo el espectro que va desde la alabanza más estructurada y formal hasta la alabanza más libre y espontánea. Podemos observar que existen personas que necesitan una estructura sólida y formal para manifestar su agradecimiento y de aquí que algunas iglesias mantengan estrictos calendarios litúrgicos con fórmulas invariables elaboradas para canalizar ese agradecimiento en un ambiente formal sin posibilidad de desviaciones ni improvisaciones. En el otro extremo tenemos la alabanza libre donde se deja a cada quien expresarse de la manera que le parezca más conveniente para demostrar su gratitud sin trabas ni cortapisas ni esquemas pre-establecidos. Hacia el centro del espectro podremos observar una balanceada mezcla de los dos extremos que provee oportunidades para que personas con dispares estilos de alabanza puedan manifestar sus sentimientos sin sentirse desplazados o absorbidos por cualquiera de los dos extremos que pudiera predominar.

¿Cuál estilo prefieres tú? ¿Te gusta más la alabanza dentro de un esquema formal y estructurado o prefieres un estilo libre y sin trabas para manifestarte? ¿Te ubicas más bien hacia el centro del espectro, balanceando los extremos?

Cualquiera sea tu estilo preferido de alabar a Dios lo más importante es que mantengas una alabanza constante y cualquiera sean las circunstancias que te rodean lo más importante es que mantengas una actitud de alabanza en todo momento, tal como nos lo recuerda Danny Berríos en su excelente exhortación musical “Alaba a Dios”:

Oh, alaba,
simplemente alaba,
¿Estas llorando? alaba,
en la prueba alaba,
¿Estás sufriendo? alaba,
no importa, alaba,
tu alabanza él escuchará.

¡Sólo a Dios sea la gloria!

Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s