La palabra de hoy 19 de diciembre de 2010


Dignos de confianza son, Señor, tus estatutos;
¡la santidad es para siempre el adorno de tu casa!
Salmos 93:5

La única manera de vivir libre de conflictos es cuando todos los miembros de determinada comunidad cumplen los acuerdos y estatutos establecidos como reglas comunitarias. Una desviación o incumplimiento de cualquiera de estos acuerdos y estatutos traerá inmediatamente el indeseable e inevitable conflicto. Dios ha establecido para la raza humana un conjunto de leyes y estatutos que conforman una excelente estructura normativa para el buen funcionamiento de la sociedad. Si todos cumpliéramos en su totalidad lo establecido en la ley de Dios el mundo sería un mejor lugar. Ahora bien, el problema no está en el sistema de normas y mandamientos que Dios ha establecido para nosotros. El problema está en nosotros quienes contamos con un pequeño pero significativo “defecto de fábrica” que nos impide  cumplir con todos los estatutos, mandamientos y normas que contiene la ley por más que queramos y nos empeñemos en cumplirlos. Al fallar, voluntaria o involuntariamente,  el cumplimiento de los preceptos caemos en el conflicto, el cual a su vez nos lleva a incumplir aún más con la ley, cayendo en un círculo vicioso del cual parece no haber escapatoria.

Alguien se preguntará ¿Por qué Dios hizo las cosas tan complicadas? ¿Estoy condenado a permanecer para siempre dentro del círculo vicioso y su eterna condenación?

La buena noticia es que sí hay un camino para escapar de este inexorable y agobiante círculo de corrupción. El Señor Jesucristo nos tiende su amorosa mano para rescatarnos del mal sendero que estamos transitando y colocarnos en el camino de la vida, la paz y la alegría. No rechaces su llamado, toma su mano y déjate guiar por donde él te indique. Podrás descansar de las frustraciones y de la vida sin sentido. Con Cristo alcanzarás la plenitud de tus capacidades y estarás encaminado por el sendero de la salvacióny la santidad. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s