La palabra de hoy 6 de enero de 2011


Yo, en cambio, llevo una vida intachable;
líbrame y compadécete de mí.
Salmos 26:11

Ser hijo de Dios es un gran privilegio que conlleva una gran responsabilidad. La conducta del hijo de Dios no puede ser igual al comportamiento del resto de la humanidad que no conoce a Dios. La naturaleza pecaminosa del hombre sin el control transformador del Espíritu Santo lleva a muchos a dejarse manejar por sus emociones y sus sentidos con desastrosos resultados. Quien tiene al Espíritu de Dios en su vida no  puede proceder como si no le tuviera, pues ¿Cuál sería la evidencia y testimonio de la presencia de Jesucristo en su corazón? De ahí que ser intachables implica no dejarnos vencer por el pecado y permitir que Dios siempre controle nuestras acciones y pensamientos. Esta podría ser una manera sencilla de ilustrar lo que es la santidad. Ser santo no significa que tenemos que ser personas de caras largas y sufridas que no rompen un plato y viven todo el día “pagando penitencia.” Ser santos significa que debemos vivir apartados para Dios, actuando de manera diferente a como lo hacen quienes están bajo la influencia del maligno y aborreciendo el mal comportamiento de quienes han decidido vivir apartados de Dios.

¿Quieres vivir apartado para Dios o apartado de Dios? ¿Quieres que te confundan con aquellos que viven vidas dedicadas a satisfacer su vientre y su depravación o quieres estar identificado como miembro del grupo que ha sido rescatado por Jesucristo de la condenación y la muerte? En tu transitar por esta vida siempre tendrás delante de ti dos caminos. Uno te llevará cada día más cerca de Dios. El otro simplemente te alejará de él. Avanzar por el sendero de la santificación es lo que Dios espera de ti. ¿Cuál camino tomarás hoy? ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 6 de enero de 2011

  1. teresa luna dijo:

    en realidad tengo muchos testimonios pero ahora en este momento tengo un problema muy grande mi hijo adolescente no quiere ya vivir conmigo, yo soy separada de su padre en el 2004 y ahorita mi hijo tiene 12 años, muy rebelde, me volvi a casar en el 2008 y ahora tengo una bebe de 2 años mi actual pareja iba y venia trabajaba cerca de aqui en una ciudad los fines de semana y de repente ya no vino, empezo a cambiar la razon por la cual es explica es que el no quiere batallar co niños adolescentes, que lo unico que quiere es pasarse un razto agradable con nostros, ya que entre semana yo me quedaba sola con los niños criandolo y el llegaba los viernes a media noche y se iba los domingos, nunca que quizo cambiaar de trabajo que porque
    queria ayudar a sus madre de cancer, ella nunca nos conocio que porque no era el momento y que estaba muy enferma, despues fallecio y no me dejo que fuera al funeral que porque era un momento para el estar con sus hermanos, y asi sucesivamente a mi me liquidaron de un trabajo por recorte y en este tiempo me dedique de lleno a ellos, asistir a mis reuniones cristianas y misa un dia 18 de marzo 2011 ya no llego, y dijo que fue por eso, mi hijo no quiere adpotar disciplinas porque dice que el unico que lo puede hacer es su padre de sangre quien decidio vivir lejos de el, en estados unidos y casi no lo ve, solo en verano , navidad y le traer regalos pero no me apoya en nada a la hora de darle cariño y disciplina, mientras pasa eso mi hijo dice que el si lo quiere porque lo entiende y le manda regalos y que yo no, en fin esta muy rebelde,se quiere ir de la casa con la abuela paterna quien me dice que se lo deje pero que le de la patria potestad
    y que escriba en un papel que no quiero recibir ninguna ayuda economica de su hijo, en realidad el dinero no me importa, solo que siento que estan de acuerdo para hacer ver las cosas de manera diferente que yo no puedo controlar a mi hijo y que lo mejor es que les ceda eesos
    derehos a eellos su padre me hablo anoche para decirme que ya no me depositara y que se lo pasara a su mama, pero que yo vaya por la ropa sucia que le laeve y lo lleve a la escuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s