La palabra de hoy 11 de enero de 2011


¡Quiera Dios que de Sión
venga la salvación para Israel!
Cuando Dios restaure a su pueblo,
se regocijará Jacob; se alegrará todo Israel.
Salmos 53:6

Las cosas no siempre salen como uno piensa. La vida está llena de numerosas sorpresas y la mayoría de las veces que uno se hace una imagen mental de lo que uno cree que va a ocurrir en el futuro, la realidad termina siendo muy diferente y a veces hasta diametralmente opuesta a lo que nos habíamos imaginado. Un ejemplo de esto lo hallamos en la imagen que el pueblo de Israel se ha formado del Mesías desde que la promesa de un Salvador le fue dada a este privilegiado pueblo. A pesar de que el profeta Isaías describió perfectamente en que forma había de ser su primera venida, ellos continúan aferrados al paradigma del victorioso guerrero y por ello la luz de las buenas noticias aún no ha resplandecido en sus corazones. No es que Cristo no va a venir como victorioso guerrero─de eso podemos estar seguros─pero primero tenía que venir como humilde Siervo. Como el pueblo de Israel ha estado sometido a tantas persecuciones y destrucciones, les parece difícil que un carpintero sin experiencia militar pueda ser el tan esperado Cristo. Igual les pasó cuando David─un humilde pastorcillo que ni siquiera podía ceñirse una armadura─se enfrentó a Goliat. Nadie pudo imaginarse el desenlace de esta valiente demostración de lo que es tener confianza en el poder de Dios.

Dios es Guerrero Victorioso como nos lo hace ver el poco leído libro de Sofonías. Recuerda que el Señor Jesucristo «Se deleitará en ti con gozo, te renovará con su amor, se alegrará por ti con cantos como en los días de fiesta.» Nuestro será el gozo cuando el Fiel y Verdadero aparezca para  dictar sentencia, hacer la guerra, herir a las naciones, gobernarlas con puño de hierro y exprimir las uvas en el lagar del furor del castigo que viene de Dios Todopoderoso. Allí Israel podrá convencerse de que el Mesías ya había venido y ahora viene por segunda vez a rescatar a su pueblo; esta vez como se lo habían imaginado. ¡Sólo a Dios seas la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s