La palabra de hoy 18 de enero de 2011


Yo he sufrido desde mi juventud;
muy cerca he estado de la muerte.
Me has enviado terribles sufrimientos
y ya no puedo más.
Salmos 88:15

Cuando echamos un rápido vistazo a la historia de la humanidad podemos darnos cuenta fácilmente de que más son los tiempos de crisis y adversidades que los tiempos de paz y seguridad. En su análisis de la vida, el sabio rey Salomón no pudo dejar de percatarse de que para el hombre “Todos sus días están plagados de sufrimientos y tareas frustrantes, y ni siquiera de noche descansa su mente.” Aunque el hombre sea un “animal” de costumbre, nunca termina de aceptar con resignación esta dura realidad y siempre de alguna manera u otra continúa tratando de alcanzar los ideales de la paz y la seguridad. Con todo y eso, hay personas que parecieran ser portadores eternos de toda clase de sufrimiento y dolor. Sus vidas son verdaderamente dignas de compasión puesto que no tienen un instante de reposo de sus penurias. Otros, por el contrario, viven vidas verdaderamente bendecidas, libres de problemas y llenas de felicidad sin que se pueda dilucidar claramente las razones por las cuales estas personas son tan dichosas. Una y otra forman parte del plan de Dios.

¿Y a ti qué vida te ha tocado vivir? ¿Has determinado ya cómo tu vida encaja en el gran rompecabezas del plan de Dios para la humanidad? ¿O vives malhumorado y descontento con la aparentemente desgraciada vida que te ha tocado llevar sobre tus hombros?

Recuerda siempre que nunca podremos salir victoriosos en una batalla contra la voluntad de Dios. Aunque no logremos comprender por qué nos suceden las cosas que vivimos, podemos tener la seguridad de que Dios tiene todo bajo su control. Dejemos a un lado la protesta y la murmuración y sigamos adelante con la vida que Dios ha preparado para cada uno de nosotros. Si seguimos sin desviarnos el sendero que Dios nos ha trazado, nos daremos cuenta de algunas de las razones por las cuales tuvimos que atravesar por períodos de adversidad. ¡Levanta ese ánimo! ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 18 de enero de 2011

  1. Dios tiene el control de nuestras vidas. el dejarnos llevar por él, cumpliendo sus leyes, hara que lleguemos al proposito que nuestro señor tiene para cada uno de nosotros. No debemos sentirnos mal, sino por el contrario tener la dicha que el cumplimiento de las leyes de Dios, hara que estemos cada vez mejor preparados, camino a la vida eterna.
    Gracias mi padre celestial, todopoderoso..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s