La palabra de hoy 19 de enero de 2011


La necedad del hombre le hace perder el rumbo,
y para colmo se irrita contra el Señor.
Proverbios 19:3

A todo el mundo se le presenta por lo menos una vez en el camino, una bifurcación en la cual le toca decidir cual de los dos senderos que tiene por delante va a tomar para continuar con su jornada en esta tierra. Por una parte tiene ante sí el camino de la vida y por la otra el camino de la muerte, es decir el camino separado de Dios. Aunque la gente por lo regular cuenta con suficiente información para elegir sabiamente cual de las dos rutas es la más conveniente para sí, lamentablemente, en la gran mayoría de los casos, elige el camino que lleva a la perdición y a la muerte eterna. Algunos prefieren mantenerse alejados de Dios por simple orgullo. Les parece que si la gente─o su entorno más cercano─ se entera de que son personas que creen en Dios y obedecen sus preceptos,  perderán cualquier traza de dignidad, respeto o estatus que hayan alcanzado por sus propios medios. En otros casos es simple ignorancia práctica, ya que a pesar de que puedan poseer el conocimiento de la verdad que les puede dar la vida, esta inteligencia se encuentra sepultada por toneladas de nociones vacías e inútiles que sólo sirven para dar un tinte de intelectualidad a quienes presumen de ser sabios.

Ambas actitudes son mera necedad y como dijo el verdaderamente sabio rey Salomón, para colmo de males le echan la culpa a Dios por todo lo malo que sucede en el mundo y en sus vidas. Absurdamente acusan a Dios de causar muerte, tragedias, dolor y sufrimientos  al mismo tiempo que niegan su existencia.

No seas como los necios que hablan y hablan y no tienen la más mínima idea de lo que están hablando. Son charlatanes de oficio que ocultan su miseria aparentando ser personas de elevado entendimiento. Mantente siempre apegado al Señor Jesús y a su palabra y tendrás y disfrutarás la verdad que conduce a la vida plena y abundante y a la felicidad. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s