La palabra de hoy 28 de enero de 2011


Dios aborrece hasta la oración
del que se niega a obedecer la ley.
Proverbios 28:9

El orgullo nacido en el impío corazón del querubín protector dio paso a la rebeldía y ésta, a su vez, a la desobediencia. Un corazón orgulloso, rebelde y desobediente es lo más despreciable a los ojos de Dios. Y muy a pesar de todas las advertencias al respecto, la gran mayoría de la humanidad se deja controlar por su naturaleza pecaminosa, trayendo sobre sí todas las graves consecuencias y desdichas asociadas con una vida de pecado. No nos basta con haber tenido que soportar dolorosas experiencias que han resultado de nuestras malas decisiones. Al contrario, a nuestra desobediencia añadimos queja y murmuración y terminamos de caer en una posición desesperada por no contar con la ayuda de Dios. Por una parte desatendemos la sabia y provechosa dirección de Dios y por otro lado nos quejamos de que Dios no escucha nuestras peticiones de ayuda. Esta inmadura forma de comportamiento es la que mantiene a millones de personas bajo la esclavitud del enemigo y del pecado.

Nunca es tarde para hacer un alto en el escabroso camino por donde nos estamos desplazando con toda clase de dificultades para revisar en que aspecto de nuestra vida no estamos prestando adecuada atención a la dirección de Dios. En realidad, el problema no es cuán difícil sea el camino que tenemos que recorrer; el meollo del asunto es si contamos o no con la fortaleza y el apoyo del único que tiene el poder para tomarnos de la mano para que no caigamos ni desmayemos. Derribemos, pues, el orgullo, la rebeldía y la desobediencia de nuestra vida y busquemos el rostro del Señor Jesús con toda nuestro corazón. La obediencia traerá bendición y perdón y la bendición y el perdón traerán paz, alegría y la buena voluntad de Dios para nuestras vidas. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La palabra de hoy 28 de enero de 2011

  1. CARMEN dijo:

    QUE GRANDIOSA REFLEXIÓN,QUE DIOS NOS GUARDE EN NUESTROS CAMINOS Y DIOS MANDE BENDICIONES A USTEDES POR ESTAS REFLEXIONES QUE TANTA FALTA NOS HACE,DESDE PERU CON MUCHO CARIÑO.
    CARMEN

  2. ana dijo:

    Mi primera entrada fue el 2 de abril…y regresando a otras entradas me detuve aquí. No sabía cuanta falta me hacía hasta que lo leí.
    Desde México Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s