La palabra de hoy 1 de febrero de 2011


El rey de los cielos se ríe;
el Señor se burla de ellos.
En su enojo los reprende,
en su furor los intimida y dice:
«He establecido a mi rey
sobre Sión, mi santo monte.»
Salmos 2:4-6

La primera rebelión que reseña la historia es la que en el ámbito celestial trató de imponer Luzbel pretendiendo ser igual a Dios, su creador, con el objetivo de establecer su trono por encima de las estrellas, también creadas por Dios. La gran sabiduría con la que había sido dotado fue corrompida por su esplendor hasta el punto de pensar que él podía desviar los inmutables e inconmovibles planes de Dios. En su deplorable estado se olvidó de que él era un ser creado que nunca podría igualar y mucho menos superar a su creador. Su orgullo, basado en su hermosura externa─también dada a él por Dios─le hizo pensar que sus perversos planes podían tener éxito. Su desmesurada ambición sólo le sirvió como lastre en su caída. Vencido y derrotado, ahora su labor consiste en sembrar el engaño, el orgullo y la discordia entre la también caída humanidad, amparado por las sombras que el racionalismo, el positivismo, el materialismo, la cara fea del existencialismo, el comunismo y el post-modernismo─ideas de su propia inspiración─le proveen.

Muchos se han unido a su satánica campaña de rebeldía y negación de la verdadera autoridad. Su destino ya ha sido anunciado. Cuando aparezca el Verbo de Dios sobre su blanco caballo todo el mundo sabrá que él es el Rey de reyes y Señor de señores que ha venido a juzgar a las naciones. Los reyes y gobernantes que temerariamente acompañaron al rebelde y defenestrado querubín en su imposible intento de apoderarse de una autoridad para cuya posesión no fueron creados, terminarán “exterminados por la espada que salía de la boca del que montaba a caballo y todas las aves del cielo se hartaron de la carne de ellos.” Antes de ser exterminados tendrán que doblar sus rodillas ante el verdadero Rey y declarar “que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.” ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s