La palabra de hoy 6 de febrero de 2011


Author Forest Wander

Señor, yo amo la casa donde vives,
el lugar donde reside tu gloria.
Salmos 26:8

Si bien ahora no estamos viviendo los tiempos del Antiguo Testamento, cuando la presencia de Dios estaba limitada─por su propia voluntad─a determinados lugares, específicamente, sitios como Berseba, Betel, Monte Horeb, Siló y, por supuesto, Jerusalén; los lugares que hemos consagrado y donde nos reunimos para adorar y alabar a Dios se consideran casa de Dios. En esos lugares nos reunimos los Domingos─algunos lo hacen los Sábados─ y otro día de la semana para elevar nuestro agradecimiento a Dios de forma comunitaria y para recibir enseñanza y guía de parte de nuestros pastores, quienes nos exponen la palabra de Dios. El Señor Jesús nos dejó un buen ejemplo de hasta dónde debe llegar nuestro apego por ese lugar cuando visitó el templo de Jerusalén después de su entrada triunfal a la ciudad de la paz y poco antes de su muerte vicaria. El Señor entró al templo y echó de allí a todos los que compraban y vendían, a todos los que habían hecho de ese lugar un mercado para beneficio propio. Las mesas de dichos mercaderes, cambistas y vendedores de palomas fueron volcadas por el Redentor de Israel para dejarlo limpio y digno de ser el lugar que Dios escogió para reunirse con su pueblo.

Ese celo que exhibió nuestro Señor por ese templo elaborado con manos humanas debe ser imitado por nosotros cuando atendemos las reuniones de la iglesia. No es que el lugar sea sagrado; mas las personas que se reúnen allí sí que lo son, como bien nos lo dejó claro el teólogo alemán Paul Tillich. Si el Señor Jesús hoy habita en nuestros corazones, cuando nos reunimos, formamos un gran edificio con muchas habitaciones donde Dios permanece. Amemos, pues, ese lugar especial donde nos concentramos como iglesia y no perdamos nunca la oportunidad de servirle, aprovechando la presencia de su gloria. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s