La palabra de hoy 15 de febrero de 2011


Él librará al indigente que pide auxilio,
y al pobre que no tiene quien lo ayude.
Se compadecerá del desvalido y del necesitado,
y a los menesterosos les salvará la vida.
Los librará de la opresión y la violencia,
porque considera valiosa su vida.
Salmos 72:12-14

Las personas de muy escasos bienes económicos tienen un lugar especial en el plan de Dios. Quizás estén viviendo momentos de dificultad dentro de la crisis económica que se ha desatado a nivel mundial; quizás no tuvieron oportunidad de desarrollar las habilidades necesarias para sobrevivir en el competido mundo laboral. En todo caso, los pobres son las personas que más probabilidades tienen de ser explotados y discriminados en el esquema de nuestra contemporánea sociedad. La acumulación de bienes sigue siendo la actividad a la cual se le dedica la mayor parte del tiempo de que dispone el hombre moderno; básicamente, porque el ser humano aborrece la pobreza. No obstante, por mucho, son más los pobres que los ricos y si toda la riqueza del mundo estuviese uniformemente distribuida entre todos los seres humanos, todo el mundo sería pobre. De la aversión a la pobreza surge, entonces, ese afán por acumular bienes y “asegurarse” el futuro económico. Para quienes viven en una constante presión y carrera por hacer más dinero está dirigido este mensaje de la palabra de Dios: “Más vale tener poco, con temor del Señor, que muchas riquezas con grandes angustias.”

A los ojos de Dios, la vida del pobre tiene tanto valor como la vida del que no es pobre. Por ambos entregó su vida en la cruz nuestro Señor Jesucristo. A nosotros se nos exhorta─entre otras muchas indicaciones al respecto─a que debemos cuidar de los pobres porque “Es un pecado despreciar al prójimo; ¡dichoso el que se compadece de los pobres!” En todo caso, con nuestra ayuda o no, el Señor siempre estará dispuesto a intervenir en favor de los necesitados y su misericordia nunca faltará. Confía en el verdadero dueño de todas las riquezas del universo y serás librado de la opresión económica y financiera. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La palabra de hoy 15 de febrero de 2011

  1. jesus caro dijo:

    Hola Buen dia para todos!

    A diario busco la manera de alimentar mi espiritu con la palabra de Dios antes de comenzar mi jornada de trabajo. Me parecio muy buena la palabra de hoy y siempre e tenido bien claro que es mas importante buscar el reino de Dios y su justicia y de esta manera vendra todo por añadidura. De igual manera les comento que no debemos mal interpretar este mensaje ya que somos Hijos de Dios y por tal motivo somos herederos de nuestras riquesas. El nos prometio vivir en la abundancia y asi lo creo yo; solo tenemos que buscar de El, vivir para El, amarlo por sobre todas las cosas y esforzarnos y ser muy valientes dia a dia asi como lo dice su palabra.

    • pacifista dijo:

      Jesús,

      Gracias por tus comentarios. Mientras entendamos claramente que todo lo que somos y tenemos viene de Dios, no hay diferencia entre ser rico o ser pobre. Como nos dijo el apóstol Pablo: “He aprendido a estar satisfecho en cualquier situación en que me encuentre…a tener de sobra como a sufrir escasez.”

      Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s