La palabra de hoy 26 de febrero de 2011


Ni la nieve es para el verano,
ni la lluvia para la cosecha,
ni los honores para el necio.
Proverbios 26:1

Quienes niegan la existencia de Dios se consideran a sí mismos como el centro del universo. Su “realidad” es sólo aquella parte de la creación que ellos pueden detectar mediante sus sentidos. La razón sólo la utilizan─con algunas pequeñas modificaciones, por supuesto─para autoconvencerse de que sus ideas son las más acertadas y que el resto de la humanidad vive bajo el engaño de que existe un Ser superior. Su opinión es que como no pueden ver o escuchar a Dios, él no existe. Su ciencia─que a priori no reconoce a Dios─se apoya en el proceso estocástico─aquí tienen una palabra dominguera, busquen su definición en su diccionario y construyan una frase con ella─de la evolución y un universo que surgió de una gran explosión de materia concentrada. Por supuesto que nunca se toman la molestia de definir de dónde salió esa materia y cómo fue que llegó a ese alto estado de concentración. Les basta por dar como un hecho las infinitésimas probabilidades que soportan sus teorías, sin reparar en que son sólo eso, probabilidades, y de paso, infinitesimales. No se dan cuenta de que la probabilidad, al igual que una moneda, tiene dos caras. Así como se habla de probabilidades, también hay que considerar las improbabilidades que son mucho, mucho, pero mucho más significativas.

Con Dios tenemos dos opciones, lo ignoramos o lo aceptamos. Si aceptamos a Jesucristo como Señor y Salvador tendremos vida. Si no lo aceptamos, continuaremos en el mismo estado anterior, es decir, la muerte espiritual. Aceptar a Cristo significa superar de una vez por todas esa necedad crónica que viene adherida a la naturaleza pecaminosa de la raza humana. Si aún no tienes a Cristo en tu corazón, deja ya la necedad y pasa a ser sabio mediante el poder transformador de Dios. Abre tu boca y di “Señor Jesús, te necesito. Creo en ti. Perdóname y sálvame. Toma control de mi vida.” El velo que cubría tu corazón será inmediatamente removido y podrás ver la gloriosa realidad de la salvación. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La palabra de hoy 26 de febrero de 2011

  1. gracias por enseñarme una nueva palabra: estocástico

    1. adj. Perteneciente o relativo al azar.
    2. f. Mat. Teoría estadística de los procesos cuya evolución en el tiempo es aleatoria, tal como la secuencia de las tiradas de un dado.

    • pacifista dijo:

      Estimado Carlos,

      Gracias por buscar la palabra en el diccionario. Ahora necesitas construir una frase utilizando esta palabra.

      Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s