La palabra de hoy 2 de marzo de 2011


Cual león en su guarida se agazapa,
listo para atrapar al indefenso;
le cae encima y lo arrastra en su red.
Bajo el peso de su poder,
sus víctimas caen por tierra.
Se dice a sí mismo: «Dios se ha olvidado.
Se cubre el rostro. Nunca ve nada.»
Salmos 10:9-11

Hay un grupo de personas que no descartan por completo que Dios existe, mejor dicho, no descartan por completo la posibilidad de que Dios exista. Ellos consideran que como no puede demostrarse científicamente que Dios existe, tampoco se puede demostrar que Dios no existe y dejan lugar a la duda. Nunca terminan por decidirse si son ateos o teístas. Estas personas nadan entre dos aguas como para no comprometerse mucho con ninguna de las dos posiciones absolutas. En realidad, quieren esperar hasta el último momento de sus vidas para tomar una decisión al respecto, lamentablemente, cuando ya será muy tarde. A veces dicen: «Ciertamente, es posible que Dios exista, pero ¿cómo puedo saberlo certeza?» Este tipo de actitud y escepticismo con relación a la persona de Dios cuadra muy bien con el pensamiento postmodernista que se ha difundido sin muchas trabas en estos tiempos de globalización. Para ellos lo que Dios ha revelado por medio de sus profetas, su palabra escrita y su Palabra viva tiene validez.

Asumir esta posición conlleva un riesgo altísimo de no llegar a recibir el perdón de Dios para salvación. Ellos ponen su estado eterno en peligro y nunca saldrán de la condenación en la que se hayan. Con estas personas hay que obrar con mucha compasión y orar al Padre por oportunidades para presentarles el testimonio del evangelio.El Espíritu Santo se encargará de su conversión. Consideremos, pues que las personas con las que tratamos a diario tienen diferentes puntos de vista y si no es por nosotros ¿Cómo sabrán que necesitan invocar el nombre del Señor para ser salvos? Aquí tenemos un interesante reto para el día de hoy. Actuemos de acuerdo con lo que nos indique el Espíritu Santo y cumplamos la obra que nos ha sido encomendada. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s