La palabra de hoy 24 de marzo de 2011


Tú has establecido tus preceptos,
para que se cumplan fielmente.
¡Cuánto deseo afirmar mis caminos
para cumplir tus decretos!
No tendré que pasar vergüenzas
cuando considere todos tus mandamientos.
Salmos 119:4-6

Cuando uno peca, es decir, cuando uno dispara y no logra acertar en la diana, uno se siente frustrado y muy probablemente también avergonzado de no ser capaz de lograr los objetivos trazados. Para acertar en el blanco se requieren tres cosas: un pulso firme, entrenamiento adecuadoy talento para saber como sacarle el mayor provecho a las características del arma con que se está disparando. El pulso firme es equivalente en la vida del cristiano a la firmeza de la fe y del carácter. El apóstol Santiago dijo: «quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento.» ¿Cómo puede apuntar bien quien fluctúa en todo momento de su vida? En segundo lugar, el entrenamiento adecuado es el proceso de santificación que lleva a cabo Dios en la vida de sus hijos mediante la exposición a pruebas y retos de dificultad creciente con el propósito de fortalecernos, o como dijo el apóstol Pedro: «Y después de que ustedes hayan sufrido un poco de tiempo, Dios mismo, el Dios de toda gracia que los llamó a su gloria eterna en Cristo, los restaurará y los hará fuertes, firmes y estables.»

Por último, el talento en el manejo del arma es equivalente a la capacitación ─talentos y dones─ que nos da el Espíritu Santo de Dios para ponernos al servicio de los demás. Dijo el apóstol Pablo: «A cada uno se le da una manifestación especial del Espíritu para el bien de los demás.» En otras palabras del mismo apóstol: «se nos ha dado una gracia en la medida en que Cristo ha repartido los dones… para estar capacitados para la obra de servicio, para edificar el cuerpo de Cristo.» Espero que esta ilustración apostólica les sirva de guía cuando se estén enfrentando con los ataques del enemigo. Cada victoria alcanzada es un paso adelante en el camino de la justicia y la verdad en que Dios nos ha colocado. ¡Acertemos en el blanco! ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La palabra de hoy 24 de marzo de 2011

  1. JUAN MANUEL DIAZ HIGAREDA dijo:

    Agradezco a quien haya proporcionado a esta pagina este pasaje de la vida, pues hoy en dia me ha dado claridad para seguir adelante y entender el significado de Dios.Gracias.

  2. Jorge dijo:

    Señor Jesucristo, en este momento estoy muy angustiado por el futuro de mi vida y de las personas que más amo en el mundo, mi esposa y mis dos hijas; resulta que por descuidar la relación de pareja estoy a punto de perder los trece años más maravillosos que he vivido con ella, reconozco todos mis errores y me arrepiento de todos ellos, también he sido un pecador y también estoy muy arrepentido; ahora podrán dimensionar cuanto es mi angustia, lo único que deseo es poder recuperar y salvar mi relación. señores lectores, por favor les ruego orar por este hombre que esta totalmente angustiado y con la sensación que viene algo muy grave y peor para mi…. por favor oren por mí…para que pueda salir adelante y todos los problemas puedan curarse…… gracias amigos “amo a mi conyuge con toda el alma”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s