La palabra de hoy 2 de abril de 2011


Bajan al sepulcro los malvados,
Todos los paganos que de Dios se olvidan.
Pero no se olvidará para siempre al necesitado,
Ni para siempre se perderá la esperanza del pobre.
Salmos 9:17-18

Algunas personas desean hacer desaparecer a Dios de la escena buscando excusas para acallar la voz de sus conciencias, las cuales les recuerdan constantemente que están completamente equivocados. Por el contrario, hay muchas personas que siguen confiando en Dios a pesar de que sus situaciones son de extrema gravedad. Es posible que ellos se hayan quedado sin empleo, también es posible que ellos estén sufriendo serias penalidades porque no cuentan con los medios económicos para alimentar y mantener a sus familias o pagar las deudas que los perseverantes acreedores tratan de cobrar sin ningún tipo de misericordia. Su situación, ciertamente, es una que lleva a perder la esperanza, pero ellos se mantienen a la espera del cumplimiento de las promesas de Dios, pues saben que Dios es fiel y siempre cumple lo que ha dicho que hará. Cuando la gloriosa solución a sus temporales problemas aparezca, la alegría borrará todo mal recuerdo de aquellos amargos momentos cuando todo lucía como que Dios se había olvidado de ellos. Los justos aguardan con esperanza la acción de la mano poderosa de Dios para darle un vuelco a sus situaciones. Los malvados, por el contrario, niegan a Dios o buscan olvidarse de él, pensando que de esta manera no tendrán a quien rendirle cuentas por sus malas acciones.

Aunque este corto trayecto del camino en que ahora te encuentras luzca lúgubre y sombrío, a la vuelta del recodo se encuentra la luz que trae alegría a todos los corazones y la misericordia que sana todas las heridas del alma. Que tu esperanza no se desvanezca, sino que se mantenga viva y te motive en todo momento a continuar hacia delante, a pesar de los escollos y las dificultades. Dios es fiel y en él puedes afirmar tu esperanza, ya que él a nadie defrauda, por el contrario, a todos trata con amor y justicia, incluso a los malvados que se olvidan de él. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La palabra de hoy 2 de abril de 2011

  1. Fernando cómo agradecer tan buenas influencias en la vida de todos quienes a diario te leemos, eres instrumento de Dios para llegar a Él. Dios te da toda la sabiduría para regalar palabra de vida, día tras día incansablemente y sin excusas. Espero que esta página se extienda por todos los rincones del planeta y siga ayudando a tanta gente necesitada! !Sólo a Dios sea la Gloria!

    • pacifista dijo:

      Estimado Demil,
      Gracias por tu fidelidad y la gentileza de tu respaldo y tu estímulo a que sigamos adelante. Por fin logramos superar ciertos problemas tecnológicos que trataron de impedir nuestra labor de servicio este fin de semana. En cuanto a tus buenos deseos de que la página se extienda por todos los rincones de la tierra, ¿Qué más puedo decir que Amén y Amén? ¡Sólo a Dios sea la gloria!
      Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s