La palabra de hoy 3 de abril de 2011


Con la mano derecha ofrece larga vida;
Con la izquierda, honor y riquezas.
Sus caminos son placenteros
Y en sus senderos hay paz.
Proverbios 3:16-17

Si todas las riquezas del mundo se repartiesen entre todos los habitantes de la tierra, no alcanzaría el dinero para que todos llegasen a ser millonarios. En realidad, todos seríamos pobres. Con la sabiduría pasa todo lo contrario. La sabiduría que proviene de lo alto es inagotable. Adquirir sabiduría es algo muy sencillo de conseguir, en realidad, demasiado sencillo. No obstante, son muy pocas las personas que son verdaderamente sabias, a pesar de que la sabiduría está disponible para todos. Ya lo hemos dicho en otras oportunidades: el secreto de la sabiduría es el temor de Dios. También hemos dicho que el temor de Dios no es tenerle miedo a Dios sino tenerle respeto reverencial y obediencia. Para poder tener temor de Dios es necesario que podamos comunicarnos con él y para que nos podamos comunicar con el es imprescindible que lo conozcamos y que tengamos una relación con él. Lo único que se interpone en toda la cadena de pasos de este proceso es el pecado, el cual rompe toda posibilidad de comunicación con Dios, puesto que nos separa de él. Mas la salida a este problema la podemos encontrar en Jesucristo nuestro Señor quien tomó sobre sí todos los pecados del mundo para que ya no hubiese más impedimento y todos podamos acercarnos a Dios por medio de la fe en Jesucristo. ¡Cuán sencillo y al mismo tiempo cuán difícil es para el hombre entender estas cosas!

Vivamos, pues, nosotros que conocemos a Dios, vidas llenas de ese temor de Dios que nos permitirá tener la sabiduría que viene de lo alto y todos los beneficios que ello entraña. Entonces podremos vivir largas vidas, llenas de honor y riquezas y andaremos en completa paz por caminos placenteros además de poder disfrutar muchos otros beneficios. Compartamos también con otros para que ellos puedan recibir esa gran bendición que significa llegar a ser hechos hijos de Dios de manera que ellos también puedan transitar por estos senderos de paz y gozo. ¡Hay suficiente sabiduría para todos! ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s