La palabra de hoy 15 de abril de 2011


Que abunde el trigo en toda la tierra;
que ondeen los trigales en la cumbre de los montes.
Que el grano se dé como en el Líbano;
que abunden las gavillas como la hierba del campo.
Salmos 72:16

Aunque a lo largo de la historia algunas naciones han experimentados períodos de bonanza ─nunca permanentes─ en ningún momento se ha podido observar que haya habido una prosperidad general y completa en todo los rincones del globo. Siempre ha ocurrido que el bienestar financiero de alguna nación o imperio se ha logrado a expensas del control y dominio de las riquezas de otras naciones o imperios, que obviamente se ven en posición económicamente desventajosa al tener que satisfacer las demandas y necesidades de la potencia dominante. Imperios y naciones poderosas que ayer hubo, hoy ya no son tan poderosas y otras ocupan su lugar. En realidad nunca se ha podido establecer un equilibrio donde todos se beneficien por igual de las riquezas del planeta. Y a pesar de todos los discursos altisonantes que se escuchan en las cumbres económicas, ningún país está buscando el bienestar general de todo el mundo sino el suyo propio.

Dios ha prometido que en un futuro, ojalá sea cercano, la tierra entera experimentará un bienestar general como nunca se ha conocido, donde todas las naciones prosperarán, sin distingo de climas, latitud, terrenos, razas, capacidad industrial, recursos agropecuarios y minerales, vías de transporte, disponibilidad de agua o acceso a fuentes de energía. Para que se de esta bonanza será imperativo que todas las naciones se sometan al dominio y gobierno de aquel que vendrá como Rey Victorioso para imponer orden, justicia y prosperidad sobre toda la tierra. Con gran esperanza aguardamos ese momento en el cual todas las naciones se bendecirán unas a otras, todos doblarán sus rodillas ante el Rey de reyes y todos podremos llamarnos dichosos. Esperamos con optimismo el retorno de nuestro amado Salvador y Señor Jesucristo. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s