La palabra de hoy 23 de abril de 2011


Aplica tu corazón a la disciplina
y tus oídos al conocimiento.
No dejes de disciplinar al joven,
que de unos cuantos azotes no se morirá.
Dale unos buenos azotes,
y así lo librarás del sepulcro.
Proverbios 23:12-14

La mayoría de las veces se nos hace muy difícil de entender una de las herramientas que nos permiten controlar en parte a nuestra conducta o la de otros, principalmente porque poseemos una naturaleza pecaminosa que se resiste vigorosamente a ella. Hablamos de la disciplina. A nadie le gusta la disciplina, ni recibirla ni aplicarla. Cuando nos toca recibirla, nos enfocamos en el aspecto negativo de ella, cual es el dolor que nos inflige pero pasamos por alto los beneficios que nos produce una vez que hemos aprendido su lección. Cuando se trata de aplicarla, la mayoría de las veces lo hacemos más por dar rienda suelta a nuestra ira que por el beneficio que ella produce en quien estamos disciplinando, usualmente a nuestros hijos. Cualquiera sea el caso, somos demasiados torpes para entenderla y aceptarla y aún más para aplicarla con sabiduría. La clave para entender a la disciplina es que ella debe estar siempre asociada con el amor para que pueda ser efectiva. Si el amor no está presente cuando es recibida se produce murmuración y resentimiento. Si el amor no está presente cuando es aplicada, ella se convierte en simple violencia y agresión.

El autor de la carta a los Hebreos nos explica: «nuestros padres nos disciplinaban por un breve tiempo, como mejor les parecía; pero Dios lo hace para nuestro bien, a fin de que participemos de su santidad.» El mismo rey Salomón lo expresó de esta manera: «Porque el Señor disciplina a los que ama, como corrige un padre a su hijo querido.» Ya sea, pues, que estemos bajo disciplina o nos toque recibirla, entendamos su amoroso propósito y miremos con esperanza su fruto de justicia y paz. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s