La palabra de hoy 7 de junio de 2011


El Señor frustra los planes de las naciones;
desbarata los designios de los pueblos.
Pero los planes del Señor quedan firmes para siempre;
los designios de su mente son eternos.
Salmos 33:10-11

Estúpida cosa es que un pueblo trate de prosperar y progresar dejando a Dios de un lado. No estamos hablando de que los gobiernos deban ser confesionales. La historia está repleta de casos en los cuales estos gobiernos basados en posturas religiosas  (o ateas) han terminado en fracaso político y económico. Lo que sí es importante es que la sociedad como un todo mantenga una posición de alto nivel moral soportada por una fe y una doctrina intachables. Valores como la integridad, la honestidad, la excelencia, el servicio y el respeto deben formar parte integral del tejido social  para que pueda haber libertad, bienestar y progreso. Algunos países prefieren utilizar estilos de gobierno que temporalmente les permiten cosechar algunos éxitos en lo social y en lo económico pero que eventualmente terminan en un fracaso total porque no son autosostenibles. Férreas dictaduras y excesivo centralismo pueden dar la impresión de que todo está bajo control pero con el paso del tiempo el pueblo comienza a resentir el autoritarismo y su inseparable compañera, la corrupción. Cuando las rígidas estructuras de control político y económico desaparecen, el pueblo se desboca a tratar de disfrutar lo que por mucho tiempo no tenía a su alcance y la libertad degenera en libertinaje.

Los principios y enseñanzas disponibles en la palabra de Dios pueden servir de mucho a quienes han querido dedicar su vida al servicio público. Todos los valores necesarios para llevar adelante una beneficiosa gestión de administración del estado están señalados en sus páginas con gusto y sabiduría. ¿Cumples funciones de servidor público? ¿Quieres hacerlo con excelencia y justicia? Busca a Dios y apoya tu gestión en las enseñanzas que recibirás de una lectura analítica y asidua de la palabra de Dios. Verás como pronto te destacarás por encima de los otros que sólo siguen los designios de su vientre y su corrupto entendimiento. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 7 de junio de 2011

  1. Walter dijo:

    Que falta les hace a los politicos de hoy seguir estos precptos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s