La palabra de hoy 14 de junio de 2011


Los carros de guerra de Dios
se cuentan por millares;
del Sinaí vino en ellos el Señor
para entrar en su santuario.
Salmos 68:17

Es realmente sorprendente ver cómo hay personas que han asumido una posición antagonista hacia Dios. Estas personas se parecen a aquellas que en una playa prefieren ignorar los avisos de resaca alta o resaca fuerte y se introducen en el mar corriendo un gravísimo riesgo. Muchos han perdido la vida por ser tan osados o tan ignorantes o las dos cosas juntas. Si a alguien por naturaleza le gusta vivir en medio de conflictos, debe seleccionar muy bien a sus oponentes. Las personas que se oponen a Dios han tomado la peor decisión de sus vidas al buscarse un enfrentamiento con el ser más poderoso que existe y quien está por encima de todas las cosas. Es un pleito perdido desde antes de iniciarlo. Aun así, estas personas obcecadamente buscan destruir la obra e interponerse a los planes de Dios.

Me encanta la historia del sitio de Dotán por parte del ejército sirio en los tiempos del profeta Eliseo. Cuando el criado de Eliseo, Guiezi se levantó en la mañana para salir de la ciudad vio como ésta estaba totalmente rodeada por el ejército sirio. Lleno de pánico, Guiezi se dirige a su jefe Eliseo diciéndole «¡Ay, mi señor! ¿Qué vamos a hacer?» Eliseo respondió con una oración pidiéndole a Dios que abriera los ojos de Guiezi. El Señor respondió y Guiezi pudo ver como la colina estaba llena de caballos y de carros de fuego alrededor de Eliseo. A pesar de que el ejército sirio no sufrió ninguna baja y a pesar de que los carros de fuego de Dios que estaban listos para destruir a los sirios por completo no se mobilizaron, los sirios fueron totalmente derrotados y hechos prisioneros. Que no se engañen los enemigos de Dios. Dios tiene un poderoso ejército a su servicio y lo pondrá en marcha según su perfecto plan. ¡Ay de aquellos que quieran enfrentarse con esta invencible fuerza militar! Mejor les valiera no haber nacido.  Recordemos lo que Dios le dijo a Josafat y al pueblo de Judá por medio del levita Jahaziel: «No tengan miedo ni se acobarden cuando vean ese gran ejército, porque la batalla no es de ustedes sino mía.» Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 14 de junio de 2011

  1. yo wuillian rafael montro quiero cambiar mi mente y ser un persona buena y amorosa en mi hogar y tener ojos puro para mi esposa y mis hijo yo wuillian montero quiero amar a mi esposa para toda la vida y quiero que oren por mi para cambiar mi caracter quiero dedicarme a mi hogar y mis hijos tener mucha prosperida para seguir costrullendo mi ksa semor m entrego a ti para mi cambio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s