La palabra de hoy 11 de julio de 2011


En el día de la ira de nada sirve ser rico,
pero la justicia libra de la muerte.
Proverbios 11:4

Para nadie es un secreto que el mundo se encuentra atravesando una crisis económica de tal magnitud que no se veía algo igual desde la década de los 20 del siglo pasado, es decir hace casi cien años. No solamente individuos han sido afectados por el descalabro financiero, países enteros se han visto en serios problemas y al día de hoy no terminan de salir del atolladero económico en que están inmersos. Tenemos los ejemplos de Grecia, España y Portugal, por mencionar algunas economías que en el pasado reciente lucían con cierta solidez y hoy se encuentran al borde del colapso. En Latinoamérica las economías han visto una mejoría en los dos últimos años con la notable excepción de Venezuela pero en todo caso, aparte de Brasil, no se ve que este crecimiento pueda ser sostenible en el mediano y largo plazo. Hasta economías que se veían aumentar aceleradamente como el caso de China están sufriendo algunos efectos de desaceleración. En Estados Unidos, la situación del desempleo no ha logrado resolverse a pesar de fuertes inyecciones de capital realizadas por el gobierno con el objeto de reactivar la economía. hasta los ricos están preocupados pues muchos de ellos han visto como sus fortunas se han visto reducidas por el efecto de los mercados financieros.

Estas cosas que están sucediendo son señales del fin que se aproxima. Para quien vive dependiendo de las riquezas que posee ésta es una situación harto preocupante. Para quien ha puesto su confianza en Dios y depende sólo de él, la actual crisis financiera es apenas un estornudo más de los muchos que ha experimentado el mundo desde su creación. ¿Cómo te afecta a ti la actual crisis? ¿Estás finacieramente expuesto a sufrir un descalabro o te encuentras seguro de que el Señor te cuidará y proveerá todo lo necesario para ti y tu familia? No pongas tu confianza en las riquezas porque ellas son poco confiables. Tu esperanza debe estar fundamentada en el poder de Dios y en el amor que te ha mostrado. Busca su dirección y consulta con él antes de tomar cualquier decisión que pueda tener un impacto en tu estabilidad financiera. Él te dará la mejor orientación. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s