La palabra de hoy 13 de agosto de 2011


El perezoso ambiciona, y nada consigue;
el diligente ve cumplidos sus deseos.
Proverbios 13:4

La pereza siempre tiene un alto impacto negativo sobre quienes se dejan dominar por sus influencias.  La flojera siempre busca transitar el sendero por donde encuentra menos resistencia sin ver que ese sendero puede llevar al flojo al mismísimo abismo. Ese sendero fácil y cómodo no requiere que desarrollemos carácter o disciplina para enfrentar los obstáculos y tomar las decisiones a que haya lugar por lo que lo más probable es que terminemos siendo pusilánimes marionetas de las circunstancias. La pereza termina siendo acompañada por el temor y al final nos convertimos en seres inútiles y sin criterio. Cualquier plan que emprende el ocioso termina inconcluso y en fracaso total pues no cuenta con la voluntad o la disciplina necesarias para llevar a cabo la tarea hasta su finalización. Lentamente pero con gran efectividad, la apatía y el desgano terminan por posesionarse del poco ánimo que le pueda quedar a quien se ha dejado llevar por la holgazanería. Además, la vida contemporánea está llena de muchas distracciones y entretenimientos que nos quitan el tiempo que debemos dedicar a trabajar en las cosas importantes.

Por el contrario, el diligente todo lo emprende con mucho entusiasmo y disciplina, lo cual le provee la energía necesaria para culminar con éxito sus tareas. Todo lo que se propone lo lleva a feliz término pues no se deja conquistar por la ociosidad. A la hora de la rendición de cuentas, el diligente puede mostrar buenos resultados que harán que su superior diga como el señor de la parábola de los talentos: “¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel!” mientras que para el perezoso sólo puede haber reclamo y reprensión. “¡Siervo malo y perezoso!” dirá su supervisor. No debemos descuidar este importante aspecto de nuestra vida. Es posible que estemos actuando bien en otras áreas pero nos estemos descuidando en este sentido, lo cual nos causará grandes problemas y pesares. La pereza es una característica más de nuestra naturaleza pecaminosa. No dejemos que ésta nos domine y nos controle; por el contrario hagamos todo con diligencia y buen ánimo. La victoria y el éxito de seguro nos acompañarán. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La palabra de hoy 13 de agosto de 2011

  1. gleidy azcona dijo:

    AMEN….SON PALABRAS VERDADERAS ,TENGO SEIS MESES SIN EMPLEO Y SIENTO Q M ESTOY ENFERMANDO TODOS LOS DIAS BUSCO MAS A MI DIOS Y LE PIDO AYUDA SI NO ES UN TRABAJO Q AL MENOS M CONCEDA LOS MEDIOS PARA PONERME A ESTUDIAR ,HE TRABAJADO DESDE LOS 16 ANOS TENGO 31 PERO NO PUEDO ESTAR SIN HACER NADA AUNQUE ATIENDO MI CASA Y MI HIJO, PERO D VERDAD NO PUEDO MAS ESTA SITUACION, SIENTO Q M ENFERMO… OREN POR MI POR FAVOR!!!

    • pacifista dijo:

      Estimada Gleidy,
      Desde aqui la respaldamos en oracion. Estamos seguros de que el Señor Jesús responderá su oración y cubrirá toda necesidad. Recuerde que Dios es muchísimo más grande y poderoso que cualquier problema que se le pueda presentar. ël le permitirá la victoria.
      Bendiciones

    • Diana Hedin dijo:

      Gleidy: Espero que pronto puedas encontrar trabajo. Quien sabe, podría ser que nuestro Padre te dará el mejor trabajo que puedas tener. Es posible que El te esta preparando. Ten paciencia, el te ama y quiero lo mejor para ti. Yo también enviare oraciones por ti y tu familia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s