La palabra de hoy 7 de octubre de 2011


Vengan, hijos míos, y escúchenme,
que voy a enseñarles el temor del Señor.
El que quiera amar la vida
y gozar de días felices,
que refrene su lengua de hablar el mal
y sus labios de proferir engaños;
que se aparte del mal y haga el bien;
que busque la paz y la siga.
Salmos 34:11-14

He aquí una receta para quienes desean  saber lo que es conocer y vivir en el temor de Dios. Aunque la receta luce sencilla a simple vista no lo es tanto cuando nos fijamos en ella con cierto detalle. A primera vista la recete consiste de cuatro ingredientes: refrenar la lengua de hablar el mal, refrenar los labios de proferir engaños, apartarse del mal y hacer el bien y buscar la paz y seguirla. El primer ingrediente, refrenar la lengua de hablar el mal es algo casi imposible de alcanzar en este mundo en que vivimos donde la gente habla y habla sin parar. Muchos piensan que si hablan mucho utilizando para ello bonitas y rebuscadas palabras serán tenidos por sabios cuando en realidad sucede todo lo contrario pues quien mucho habla, mucho yerra.  Aparte de eso tenemos que a la gente le encanta murmurar y quejarse por todo y por nada y por último, a la gente le deleita criticar a los demás, ignorando la viga que tienen en su propio ojo.  Luego tenemos el problema de la mentira. De todas las semillas que ha sembrado Satanás en el corazón del hombre la que ha echado más raíces es la semilla del engaño. Todos hacen uso de la mentira pensando que con ella lograrán resolver sus asuntos y lo único que logran es empeorarlos.

Apartarnos del mal por sí solo nos permitiría avanzar mucho hacia la madurez espiritual pero ya sabemos que no es fácil apartarse del mal cuando estamos rodeados por él por todos los flancos y nuestra carne es débil. ¡Cuánto más hacer el bien! Si apartarnos del mal es dura tarea, hacer el bien requiere de nosotros un esfuerzo titánico. Finalmente buscar la paz no es una actividad codificada en el genoma humano; por el contrario, nos la pasamos discutiendo y peleando por todo, hasta por las cosas más insignificantes. Nunca podemos quedarnos tranquilos hasta que logramos imponer nuestras ideas y nuestros criterios sobre las ideas y los criterios de los demás. Si lograr mantenernos en cualquiera de los cuatro ingrediente es difícil, imagínense cuanto más arduo y tenaz será conseguir los cuatro ingredientes al mismo tiempo. Mediante nuestros propios esfuerzos no alcanzaremos nunca nada. Sólo con el poder transformador del Espíritu Santo de Dios actuando sin restricciones en nuestra vida es que podremos disfrutar las bondades y beneficios de vivir en el temor de Dios. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La palabra de hoy 7 de octubre de 2011

  1. Demil Petit dijo:

    Hola Fernando, al leer esta palabra de vida siento como que
    realmente no hay salida para alcanzar estos objetivos o esta receta, percibo mucha negatividad o resignacion a lo malo, no estoy totalmente de acuerdo en esto ya que hay mucha gente que si lo logra. Por otra parte al final me hubiese gustado palabras mas alentadoras respecto a que con la ayuda del Espiritu Santo es que conseguiremos esto. Siento que falto sentimiento, alegria y gozo al darnos esa buena noticia y orientacion al como conseguirlo.

    • pacifista dijo:

      Estimado Demil,

      Tienes mucha razón en que la reflexión no muestra claramente que la imposibilidad de completar los ingredientes de la receta se debe a la incapacidad de la naturaleza humana. Es el Espíritu Santo de Dios, con su poder transformador quien logra que esta receta pueda completarse en la vida del creyente. Gracias por tu observación. Bendiciones.

      • ana maria dijo:

        Coincido contigo al principio de la reflexion tal parece que nos motivan a darnos por vencidos antes de iniciar la batalla y luchar por cumplir con lo que Dios espera de nosotros pero bueno pidamos a DIOS fortaleza que con la ayuda del Espíritu Santo logremos que cada dia nos conceda acercarnos mas para poder cumplir con la receta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s