La palabra de hoy 26 de octubre de 2011


Meterse en pleitos ajenos
es como agarrar a un perro por las orejas.
Proverbios 26:17

Hay ciertas cosas que por ser tan obvias terminan siendo perogrulladas. Hay ciertas cosas que por ser tan conocidas terminan siendo ignoradas. La sabiduría popular española nos lo dice de esta manera: “Hay cosas que por sabidas se callan y por calladas se olvidan.” Aún así, la gente sigue cometiendo muchos errores sin terminar de aprender que es lo que conviene y que es lo que no conviene. Si algo he podido observar y aprender de la vida es a no meterme en pleitos ajenos. Las partes en litigio siempre buscan a otros para que los apoyen en sus posiciones, para respaldar sus argumentos y para sentir la solidaridad necesaria para continuar la discusión con la otra parte. Cuando alguien le presta oído a sus argumentos se sienten reforzados y más seguros de que su punto de vista es el correcto y de que la otra parte está en error. Los conflictos de pareja son los más peligrosos para los terceros. La pareja al final termina reconciliándose y los que tomaron posiciones de una y otra parte terminan como enemigos de uno de ellos.

Si te vez expuesto a participar en un conflicto de pareja busca siempre escuchar a ambas parte sin tomar partido de ninguna de ellas a menos que alguna de ellas esté cometiendo un pecado que no se pueda pasar por alto. En lo posible, mantente neutral y busca que las dos partes estén presentes cuando te dirijas a cualquiera de ellos. Sugiere siempre la reconciliación a menos que uno de los dos esté involucrado en hechos delictivos. En todo caso, mantente tan neutral como te sea posible para que después no se te acuse de haber mostrado preferencia por alguna de las partes. Recuerda que el pleito no es tuyo sino de ellos y que tu eres un simple observador. Mantengámonos siempre alejados del conflicto buscando la paz. Recordemos las palabra de nuestro Señor Jesucristo: “Dichosos los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios.” [1] ¡Sólo a Dios sea la gloria!

[1] Mateo 5:9
Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s