La palabra de hoy 11 de noviembre de 2011


El justo se salva de la calamidad,
pero la desgracia le sobreviene al malvado.
Proverbios 11:8

Algunos piensan que por cada cosa buena que hacemos recibiremos en pago una bendición. De la misma manera, algunos piensan que por cada cosa mala que se hace se recibe una mala consecuencia en retribución. Ellos creen en el uno por uno. Ellos piensan que ésto de las buenas y malas acciones es un juego suma cero donde las buenas y las malas acciones son equilibradas con premios y castigos. Por ello, cuando alguien necesita recibir un beneficio comienza a actuar de buena manera con la esperanza de que en algún momento se le cumplirá lo que desea. Otros dicen que una buena acción compensa a una mala acción y su esperanza es que las buenas acciones pesen más que las malas para que la balanza se incline a su favor. Lamentablemente para ellos, esta no es la manera como funcionan las cosas en el mundo espiritual. Es cierto que las malas acciones traen graves consecuencias y que las buenas acciones producen bendición, pero para que esto ocurra es necesario ser constante y coherente. No podemos hacer algo bueno con la esperanza de recibir una bendición para después de recibida regresarnos a nuestras viejas prácticas y antigua condición.

Lo que Dios espera de nosotros es obediencia y respeto. Tenemos que ser consistentes en este aspecto pues los planes de Dios pueden entenderse en el mediano y largo plazo. De lo contrario, no estaremos agradando a Dios y estaremos dando muy mal testimonio de lo que Dios hace y ha hecho en nuestra vida. Lo que produce la bendición es elegir caminar por la senda de justicia. Lo que produce maldición es rechazar lo que nos ofrece Dios con todo amor y lanzarnos por senderos que sólo a nosotros nos parecen rectos pues en realidad no lo son. Considera en todo momento que decisiones has de tomar y cómo éstas se alinean con los planes de Dios. Esa es la conducta que se espera de un hijo de Dios. Dios premiará tu dedicación y compromiso. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La palabra de hoy 11 de noviembre de 2011

  1. LEONOR dijo:

    La verdad del proverbio es legitima,,,,,mucha gente en realidad a veces cree y se toma de la palabra cuando esta necesitada de fortaleza espiritual,material,salud en fin….siguen el camino de la fe para poder alcanzar la ayuda que ningún ser mas que dios puede dar y en cierto modo cuando dios tiene misericordia de arrepentimiento,ve en el corazón la profundidad de la angustia y la desesperanza él nos consuela y como buen padre acude por intermedio de la oración,el llanto,el sufrimiento y cubre con su amor todas nuestras falencias humanas o mejor dicho nuestras miserias humanas nos vemos salvados y protegidos pero no falta el momento en que la debilidad y el mal espíritu entra nuevamente para derrotarnos y nos volvemos nuevamente al mundo olvidándonos ingratamente de nuestro padre traicionándolo y causándole gran dolor hasta el punto de hacer sangrar sus llagas….yo reconozco ante dios y ustedes hermanos que e sido así ,,,,ahora solo quiero seguir en definitiva y de corazón la disciplina ,el compromiso de caminar por los buenos senderos porque quiero y me preocupa salvar mi alma y quiero algún día resucitar ver a dios ,mis hijos y a la gente que yo quiero que también deseo que se salve y pedir por aquellos que no creen o han sido como yo se vuelvan a cristo nuestro brazo fuerte,,,desde niña mi papá me llevaba al culto y me encantaba y quería mucho a ese ser tan lindo al cual le adórabamos,por diferentes causas mi vida fue cambiando y tórnandose dura muy dura y yo sé que el único ser a quién yo le conversaba llorando mis angustias era a jesús ,,no sé después me envolvió la vida en el mundo y caí muchas muchas veces pase desiertos muy grandes con grandes angustias y llantos y ahora hace poco e vuelto a retomar nuevamente a jesús porque no fue él quien me dejo sino yo a él y mi espíritu a sentido en forma gradual alegría ,agradecimiento,esperanza,fe y mis culpabilidades siento que ya no pesan tanto porque sé que jesús carga con gran parte de ellas y me da pena decirlo porque a sido bueno conmigo y me e prometido a mi, no dejarlo más en todos los días que me quedan por vivir según su misericordia sé que la única verdad que me queda es que sin él no soy,no doy frutos ,no existo……lo siento mio ,lo siento muy parte de mi,lo es todo. AMEN.

  2. Piedad dijo:

    Un saludo he leido este mensaje de Dios hermanos si nosotros practicaramos los mandamientos de Dios el mundo seria mejor y viviriamos una nueva vida llena de bendiciones habemos personas que no practicamos las enseñanzas que Dios dejo en el mundo se asiste areuniones y luego salimos de alli y se sigue con las mismas costumbres sin cambiar a Dios le gusta el cambio en cada persona ser buenos amables obedientes , amar al progimo y muchas obras que se pueden hacer en el mundo solo asi habra un mundo nuevo y lleno de esperenza para el bien de la humanidad un abrazo Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s