La palabra de hoy 12 de noviembre de 2011


La angustia abate el corazón del hombre,
pero una palabra amable lo alegra.
Proverbios 12:25

Si algo caracteriza a esta post-moderna sociedad es la angustia. La ambigüedad y relativismo del pensamiento post-moderno ha dejado sin sólidos y estables fundamentos morales a una generación que salta de moda en moda buscando algo que le permita alcanzar paz y seguridad. Las dificultades económicas, la crisis financiera a nivel mundial, el auge de la delincuencia, el incremento en la corrupción, el aumento de enfermedades sin cura conocida, los conflictos bélicos, el terrorismo sin fronteras ni control, los fenómenos catastróficos de la naturaleza, la incapacidad de los gobiernos para reducir la pobreza y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, etcétera, contribuyen a que el ser humano, sin distinción de raza, sexo, edad u origen se sienta atrapado en un callejón sin salida y sin nadie que le pueda prestar ayuda. Esta situación no va a mejorar sino hasta que el Señor Jesús regrese por su pueblo. Mientras tanto, nosotros los hijos de Dios, debemos asumir la responsabilidad que nos corresponde como canales de bendición hacia aquellos que no tienen quien los represente o simplemente no saben quien es el único que puede darles una solución.

¿Te has preparado para ser la sal de la tierra? ¿Has hecho algo para confirmar que tú eres la luz del mundo? ¿Has podidio mostrar el amor de Dios hacia tu prójimo? ¿Cuándo fue la última vez que ofreciste una palabra de esperanza a alguien que se sentía abrumado por la angustia? ¿Has dejado que el Señor te utilice como instrumento de su paz y de su bendición? Son muchas las oportunidades que se nos presentan día tras día para ayudar a otros a superar la angustia que los acongoja. Muchas veces sólo se requiere una palabra amable de esperanza y estímulo que salga de un corazón sincero y comprometido para desempeñar nuestro oficio de embajadores del reino de Dios. Pide a Dios que te abra los ojos para que puedas ver la enorme cantidad de oportunidades que hay a tu alrededor para servirle a él. Tomado de su amorosa mano podrás ser un eficiente instrumento de bendición. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 12 de noviembre de 2011

  1. MIRNA ESTER ALVAREZ MURGAS dijo:

    Gloria a Dios, gracias Señor Jesucristo por su amor! hoy he recibido esa palabra que alegro mi corazon este nuevo dia, estoy viviendo una crisis de angustia por una deuda de dinero y le doy Gracias a Nuestro Señor Jesucristo que me haya puesto esta prueba para darme cuenta que tenia que entregarme a El, Dios no nos abandona……. BUSCALO!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s