La palabra de hoy 1 de diciembre de 2011


traguémonos a alguien vivo,
como se traga el sepulcro a la gente;
 devorémoslo entero,
como devora la fosa a los muertos.
Proverbios 1:12

Mucha gente considera que los pecados de hurtar y matar son los únicos pecados graves que existen. Todo otro pecado es, según ellos, algo a lo que Dios le concede poca importancia. Cuando se les recuerda que todos somos pecadores y que necesitamos a Jesucristo, ellos típicamente responden: “Yo nunca he hecho nada malo.” Por supuesto, ellos se refieren a que nunca han matado a nadie o nunca han robado un banco. Estas personas se horrorizarían si viene alguien les propusiera asesinar a otros. También se escandalizarían si alguien les invita a participar en el asalto a un banco. Cualquier otra oportunidad para hacer algo malo e indebido no la considerarían como algo reprochable y estarían dispuestos a participar sin preocuparles mucho que piensa Dios al respecto. Por eso es que somos tan ingenuos cuando prestamos atención a las invitaciones que nos hace el mundo a hacer algo que a Dios no le agrada. Estas invitaciones está usualmente decorada y endulzadas con promesas de diversión, entretenimiento, satisfacción, fama, poder, atractivo sexual, alegría, riquezas, éxito y cosas como éstas. Cuando la gente recibe estas invitaciones no se detiene a pensar si lo que está a punto de hacer le agrada o no a Dios. Por eso el mundo está como está.

La única voz a la cual le debemos poner atención y rendir obediencia es  la voz de nuestro pastor y maestro Cristo Jesús. Como ovejas del rebaño que el buen pastor pastorea y por quienes él ha dado su vida, cuando él sale delante de nosotros, nosotros lo seguimos porque reconocemos su voz. El mundo no desea que sigamos a nuestro pastor sino que seamos atacados por el lobo y seamos dispersados del rebaño. La única manera de estar seguros es manteniéndonos dentro del rebaño atentos a la voz del pastor. Si nos distraemos escuchando las falsas promesas del mundo corremos el grave peligro de extraviarnos. Mantengámonos, pues, recibiendo la dirección que el maestro nos tiene cada mañana cuando nos acercamos a él por medio de la lectura de su palabra y la oración. Siguiendo sus instrucciones diariamente podremos discernir los engaños y trampas que el mundo tiende a nuestro pies para que tropecemos y caigamos. Sólo con la ayuda de Jesucristo podremos evitarlo. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La palabra de hoy 1 de diciembre de 2011

  1. ma. de jesus dijo:

    mi esperanza de encontrar ha Jesucristo me ha permitido conocer ha verdaderos cristianos en esta red tambien creo que Dios no me a defraudado pues yo se que el me ama aunque mil tormentas se levanten no temere pues el enemigo no podra tocar mi fe que Dios me siga iluminando para poder encontrar a Dios en medio de tanata tristeza en mi vida solo se que Dios me sostendra en esta batalla de incomprenciones sobre mi hija que la amo tanto y no entiendo su comportamiento ni su malas contestaciones ella ya pertenecia a una Iglecia Cristiana pero ya no va mas que dios la vuelva ha poner en comunicacion con el Padre jesucristo

  2. Piedad dijo:

    Hermanos saludos especiales gracias por ayudarnos a vivir con los mensajes que Dios a puesto en el mundo y que son trasmitidos por Ustedes , es verdad la vida es solo vanidad si no estamos con Dios nos bamos por el camino del mal undiendonos cada dia mas sin darnos cuenta que podemos llegar a un abismo sin fondo pero el que esta con Dios no llegares a eso por que Dios y su hijo Jesucristo nos cuida , su palabra dice el que esta con Dios cquien contra Mi , si lo buscamos Dios es nuestro pastor que nos dirige por el camino del bien pero siempre pidiendole con nuestras oraciones y dejando en sus manos poderosas nuestras vidas , abrazos para mis hermanos

  3. enrique camacho dijo:

    en esta actualidad de la vida moderna estamos llenos de muchas tentaciones de pecado y facil de caer en las garras del mal y por eso siempre hay que estar alerta por que en cualquier distracion se nos presenta la tentacion y el albarotamiento de inquietudes a nuestro ser y estamos en un mundo tan contaminado de basura que nosotros mismo emos inisiado en los tiempos pasado y presentes es por eso hay que esta en busca de jesus para que nos llegue la salvacion amen gloria se jesus amen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s