La palabra de hoy 2 de diciembre de 2011


Porque el Señor da la sabiduría;
conocimiento y ciencia brotan de sus labios.
Él reserva su ayuda para la gente íntegra
y protege a los de conducta intachable.
Él cuida el sendero de los justos
y protege el camino de sus fieles.
Proverbios 2:6-8

Nuestro Padre celestial nos protege muchas veces interviniendo de manera física y personal para bloquear los ataques que el enemigo de nuestras almas nos envía constantemente. Otras veces el nos concede sabiduría, conocimiento y ciencia para que nosotros mismos nos demos cuenta de los peligros que nos acechan en nuestro transitar por este mundo. Esa sabiduría, ese conocimiento y esa ciencia no son cosas que se puedan alcanzar mediante la realización de estudios académicos. Más bien, son dones que se reciben como parte de la capacitación que Dios concede a quienes están sinceramente comprometidos con llevar a cabo los planes que Dios tiene para ellos. Para ello es necesario andar en constante comunicación con Dios y ésto sólo lo logramos acercándonos a él por medio de la lectura diaria y constante de su palabra y por medio de la conversación que establecemos con él cada vez que oramos. Decir que amamos a Dios y no estar atentos a y dispuestos a obedecer sus instrucciones es engañarnos a nosotros mismos y no hay una mejor definición de necio que aquél que se auto-engaña.

Mantengámonos siempre en el sendero de la justicia, la integridad, la buena conducta y la fidelidad a Dios. Cuando nuestro Padre vea que estamos sinceramente comprometidos con la venida y el establecimiento de su reino, él nos capacitará para que podamos ser instrumentos útiles en sus manos. Recordemos en todo momento que el centro de atención es él y no nosotros. Por eso no pongamos tanto énfasis en los problemas que nos aquejan y tornemos nuestra mirada a Aquél que tiene la solución en sus manos. Enfilemos, pues, las baterías hacia el cumplimiento de la perfecta voluntad de Dios en nuestras vidas. Con la ayuda de nuestro Señor Jesucristo y su Espíritu lo lograremos fácilmente. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 2 de diciembre de 2011

  1. leonor dijo:

    fuerte la palabra, mucho nos deja este mensaje y nos deja en absoluta alerta gracias.muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s