La palabra de hoy 22 de diciembre de 2011


Sus enemigos los oprimieron,
los sometieron a su poder.
Muchas veces Dios los libró;
pero ellos, empeñados en su rebeldía,
se hundieron en la maldad.
Salmos 106:42-43

De la misma manera que algunas bestias de carga reaccionan con tozudez a las instrucciones de su arriero, la raza humana se resiste con empeño a la dirección y guía de Dios. Aunque la gracia de Dios siempre ha estado presente para favorecer a la humanidad, los hombres han rechazado la autoridad del Creador y se han rebelado bajo la pretensión de ser dueños y señores de sus vidas. Quienes así actúan ignoran que cada aliento al respirar y cada latido del corazón dependen de la maravillosa vida que Dios da y sobre la cual ninguno de ellos tiene poder o control. No obstante, en abierta rebelión y víctimas de su propio orgullo, estos inicuos seres se han declarado a sí mismos independientes como si esto fuese algo que está en sus manos poder hacer. Para ellos el Señor ha preparado diversas acciones disciplinarias pero su orgullo y tozudez les impide reconocer la majestad de Dios y su incomparable amor.

No nos comportemos nosotros, los hijos de Dios, también como esos inicuos rebeldes o como las tercas bestias de carga que se oponen a cualquier orden o instrucción que se les dicta porque obedecen más a su propia naturaleza que a su legítimo dueño. Muchas veces nos encontramos bajo la opresión del enemigo porque Dios nos está disciplinando y por ello, siempre que nos estemos enfrentando a las adversidades debemos revisarnos interiormente para asegurarnos de que lo que nos está ocurriendo no es el resultado de nuestra rebeldía. Clamemos a Dios por su compasión. Su gran amor siempre estará disponible para rescatarnos de la opresión. Dios es fiel y no nos desamparará. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La palabra de hoy 22 de diciembre de 2011

  1. grisell dijo:

    yo soy hija de dios , pero reconozco que soy muy rebelde , a ti me entrego en cuerpo y alma para que el gran amor de mi vida regrese a mi , ora por esta hija para que me perdonen por haber faltado el respeto a la persona que mas quiero en este pais donde abandone todo por el y no quiere perdonar por fabor dios te ruego me concedas que me marido me perdone por ser tan celosa con lo que amo y llevarme hacer cosas que despues me arrepiento.

    • pacifista dijo:

      Ore siempre en el nombre de Jesús.

    • Merly dijo:

      Grisell, pon en perspectiva tus prioridades, noto que dices “la persona que mas quiero”.. es esa persona Dios? Dios deberia ser la persona que mas quieres, mas que a tu esposo, hijos, padres, mas que a tì misma! Si otro amor es mayor o primero que el amor a Dios, ese amor se convierte en tu ìdolo, y sabes quien es celoso? Dios! (lee Exodo 20). En segundo lugar es sano amarse a sì mismo, para en esa misma medida amar al pròjimo, recuerda: “ama a tu projimo como a tì mismo”, si es al revès tendras un amor enfermo y autodestructivo. Tu projimo es tu familia, tus padres, esposo, hijos, amigos. Ama a Dios con todo tu corazòn, fuerzas y amate, luego ama a tu projimo…y pide a Dios que sane tu relacion, despues de haberle dado el lugar que Dios merece en tu vida y en tu amor!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s