La palabra de hoy 31 de diciembre de 2011


¿Qué provecho saca quien trabaja, de tanto afanarse? He visto la tarea que Dios ha impuesto al género humano para abrumarlo con ella. Dios hizo todo hermoso en su momento, y puso en la mente humana el sentido del tiempo, aun cuando el hombre no alcanza a comprender la obra que Dios realiza de principio a fin.
Yo sé que nada hay mejor para el hombre que alegrarse y hacer el bien mientras viva; y sé también que es un don de Dios que el hombre coma o beba, y disfrute de todos sus afanes. Sé además que todo lo que Dios ha hecho permanece para siempre; que no hay nada que añadirle ni quitarle; y que Dios lo hizo así para que se le tema.

Lo que ahora existe, ya existía;
y lo que ha de existir, existe ya.
Dios hace que la historia se repita.
Eclesiastés 3:9-15

!Bueno! !Se acabó! Lo que hemos convenido en llamar un año, es decir, el tiempo que se tarda la tierra para completar una trayectoria elíptica de 150 millones de kilómetros alrededor del sol ha llegado a su fin. Típicamente y casi sin excepciones la humanidad aprovecha el momento para rememorar todo lo ocurrido durante el feneciente año y prepararse para el nuevo año que raudo se aproxima. También es tiempo de celebración. La gente aprovecha el hito alcanzado para darle significado a todo el esfuerzo llevado a cabo durante los 365 días del año que culmina.

Cuando reflexionemos sobre lo ocurrido y lo logrado y lo que se dejó de lograr durante este tiempo asegurémonos de que toda consideración y pensamiento se centre alrededor de Nuestro Padre celestial y de nuestro Salvador. ¿Cómo está nuestra relación con Dios? ¿Mejor? ¿Igual? O ¿peor que cómo estábamos hace un año? ¿Estás más cerca o más alejado de él? ¿Podemos releer el trayecto recorrido por nuestros pasos y sentirnos contentos por lo logrado y agradecidos a Dios por sus muchas bendiciones? Cada quien tiene su propia respuesta a estas necesarias preguntas. Dios permita que el balance de todo lo ocurrido durante el año que concluye sea positivo para ti.

Busquen al Señor mientras se deje encontrar,
llámenlo mientras esté cercano.

Bendiciones a todos, Feliz 2012 y ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 31 de diciembre de 2011

  1. Mirna Ester Alvarez Murgas dijo:

    Bendito sea nuestro Hermano Pacifista por haber creado este espacio, donde yo cierto dia que necesitaba palabras de aliento, las encontre y me han ayudado muchisimo, acepte con todo mi corazon a Nuestro Señor Jesucristo, he tenido experiencias y pruebas muy dificiles para mi, mas sin embargo hoy se que no estoy sola, Dios esta conmigo, y este año ha sido maravilloso, doy gracias por todo y doy Gracias a nuestro Dios por amarme, por hacerme sentir su hija amada, todo se lo debo a Cristo… Quien puede hacerlo desistir, lo que El quiere hacer, lo hace… Hara conmigo lo que ha determinado, todo lo que tiene pensado lo realizara. Job 23: 13 y 14 DIOS LOS BENDIGA A TODOS!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s