La palabra de hoy 19 de enero de 2012


Con las riquezas aumentan los amigos,
pero al pobre hasta su amigo lo abandona.
Proverbios 19:4

Cuando la situación financiera se torna difícil y el dinero acumulado comienza a escasear a la gente no le queda más remedio que adaptarse a las nuevas circunstancias, cosa por cierto que no es muy fácil. Hay pobres que nacieron sin recursos y toda su vida la han pasado en constante pobreza. Hay también pobres que antes de serlo llegaron a disfrutar cierto respiro económico y podían mantener cierto estilo de vida reservado para quienes están financieramente cómodos. A éstos les cuesta mucho adaptarse a la nueva situación. Por otra parte, la pobreza no sólo se refiere a la escasez de dinero o a la falta de un ingreso estable. La pobreza puede ser un estado mental. Hay personas que han perdido la esperanza de llegar a vivir con un mínimo de comodidad y ya ni siquiera intentan encontrar una vía que les permita escapar de la estrechez de recursos. También vemos que hay personas que carecen de inteligencia, criterio, gracia, educación, sentido común, amor, ánimo, alegría, ideas, iniciativa, etcétera. Es decir, no sólo es pobre quien no posee bienes sino también aquel a quien le faltan virtudes, talentos y destrezas.

Los pobres no tienen amigos que los ayuden y nosotros no podemos pasar por alto que hay mucha gente pasando harto trabajo por no tener quien los asista a siquiera medio paliar su situación. Como hijos de Dios debemos buscar oportunidades para servir a Dios por medio del servicio a los pobres.  El Señor Jesús dijo: “Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aún por el más pequeño, lo hicieron por mí.” Así que alimentemos al hambriento, demos de beber al sediento, alojemos al forastero, vistamos al que le falta ropa, atendamos al enfermo y visitemos al preso. De esta manera estaremos sirviendo a nuestro amado Señor Jesús. De esta forma estaremos estableciendo el reino que Dios ha preparado para nosotros desde la creación del mundo. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s